El Barça toma medidas para evitar otra invasión de hinchas visitantes

Los aficionados alemanes ocuparon espacios que son exclusivos para los socios y fanáticos culé. / @Elperiodico
Los aficionados alemanes ocuparon espacios que son exclusivos para los socios y fanáticos culé. / @Elperiodico
Oficialmente ingresaron al Camp Nou 30 mil aficionados alemanes para alentar al Eintracht, por ello para futuros encuentros internacionales los boletos serán nominales.
El Barça toma medidas para evitar otra invasión de hinchas visitantes

Boletos personalizados y más controles. Ya lo dijo Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, de cara a los próximos eventos internacionales que se disputen en el Camp Nou, el club venderá los boletos nominales, es decir, totalmente personalizados con el nombre apellido del portador de los mismos, de esta manera se evitará que se repita lo acontecido el jueves con la presencia de 30 mil aficionados alemanes en el Camp Nou. 

Tal como lo dicta la norma UEFA; los equipos locales deberán ceder solo el 5% del aforo a la hinchada visitante, en el caso del recinto culé eran 5000 asientos para la afición del Eintracht Frankfurt, esto se cumplió, ya que ese espacio fue ocupado por el público alemán en el tercer anfiteatro, pero como llegaron los otros 25 mil, que además se mezclaron con la afición blaugrana. 

Desde el club se inició una investigación y lograron detectar que hubo tres vías no legales a través de las que aficionados alemanes consiguieron entradas, aunque por supuesto no todo es responsabilidad de la afición teutona. La primera fue a través de las llamadas touroperadoras, ya que hubo un despliegue organizado para el traslado de los hinchas del Eintracht al Camp Nou, situación que quedó en evidencia al llegar juntos al recinto deportivo, amén que muchos quedaron sentados en localidades cercanas. 

La otra vía fueron las entradas que vendió el club vía online para el público general, a pesar que el club intentó bloquear aquellas direcciones IP fuera de España, cuando se dieron cuenta era tarde, ya una cantidad importante de los tickets habían sido adquiridos. Por supuesto, también hubo españoles que compraron estos boletos y los revendieron. 

Por supuesto también los socios tienen su cuota de responsabilidad y desde la directiva blaugrana no se pudo ocultar la molestia y la decepción, ya que para este encuentro no había localidades libres, por ende un grupo de socios decidió revender su lugar a los hinchas alemanes, esto quedó en evidencia ya que muchos de los aficionados del Eintracht totalmente identificados con la indumentaria de su equipo se mezclaron entre las localidades generalmente ocupadas por el público blaugrana, cerca del palco, en los laterales y en la tribuna del fondo. 

Desde el club catalán ya se dio inicio a la identificación de esas localidades que fueron revendidas por los socios, gracias a las cámaras distribuidas en el estadio. 

Habla Laporta 

El presidente azulgrana, Joan Laporta, recalcó cual será la primera medida que tomará el club de cara a próximos partidos de competiciones internacionales que se disputen en el Camp Nou: "Las entradas al Camp Nou en competiciones internacionales serán nominales".

Asimismo reiteró que esas esas entradas que llegaron a manos de los alemanes no las vendió directamente el club: "Teníamos 34.440 entradas a la venta, con restricciones ya que no podían ser compradas con tarjetas de crédito alemanas ni con una IP alemana, por tanto el club no vendió entradas a alemanes, pero los que las compraron se las hicieron llegar a los alemanes, es una evidencia". 

Joan Laporta, presidente del FC Barcelona. / Archivo Mundiario
Joan Laporta, presidente del FC Barcelona. / Archivo Mundiario

Por si fuera poco, Laporta recordó que esas entradas se vendieron al 50% de descuento para los socios 24 horas antes de vender las que estaban disponibles para el público general. Por ello es evidente que hubo una reventa por parte de los socios culé. 

Sanciones UEFA

Tras lo ocurrido en el Camp Nou, la UEFA abrirá un expediente disciplinario y se esperan posibles sanciones tanto para el FC Barcelona, como para el Eintracth Frankfurt, ya que la normativa del ente rector del fútbol europeo es clara con respecto a la presencia de aficionados visitantes en competiciones internacionales, ya que estos deben estar totalmente separados del público local.

Para la UEFA lo ocurrido es negligencia de ambos clubes, el Barça por ser el organizador estaba obligado a controlar la venta de las entradas, es decir, tenían que velar el como se iban a comercializar, garantizando que los aficionados visitantes se ubicaran en una zona específica, sin exceder el 5% del aforo, es decir, 5000 asientos. 

Entretanto, el club alemán también es responsable de lo ocurrido, ya que tenían que conocer los movimientos de sus aficionados, sin embargo, esto no ocurrió, pero tampoco se puede culpar a los representantes del club, quienes no pueden controlar todo lo que hacen los ciudadanos alemanes, pero si debían avisar que no estaba permitido exceder el porcentaje de aficionados visitantes. 

En los próximos días se conocerá cuáles serán las sanciones para ambos clubes, aunque desde la UEFA este caso no es prioritario, pero lamentable habrá consecuencias. @mundiario

El Barça toma medidas para evitar otra invasión de hinchas visitantes
Comentarios