Ademola Lookman rompió con el invicto de 51 partidos de Xabi Alonso

Ademola Lookman celebrando el 3-0 de la final ante el Bayer Leverkusen. / @atalanta_BC
Ademola Lookman celebrando el 3-0 de la final ante el Bayer Leverkusen. / @atalanta_BC
Tres goles del atacante del Atalanta, sirvieron para doblegar al Bayer Leverkusen en la final de la Europa League.
Ademola Lookman rompió con el invicto de 51 partidos de Xabi Alonso

El Bayer Leverkusen llegó invicto a la final de la Europa League, tras una campaña triunfante en todos los torneos que disputó. Con 51 partidos invictos como aval, el campeón de la Bundesliga se presentaba como el principal favorito para imponerse en el Aviva Stadium de Dublín ante el Atalanta de Bérgamo; sin embargo, apareció un protagonista inesperado para hacer trizas los planes de Xabi Alonso.

Ademola Lookman fue el gran héroe de la jornada con un hat-trick imperial. El nigeriano nacido en Inglaterra se adueñó por completo de la banda izquierda, perpetrando así la mejor actuación de su carrera futbolística.

Edmond Tapsoba y Exequiel Palacios tendrán pesadillas después de esta noche. El zaguero africano no pudo ni supo contener la velocidad, verticalidad y atrevimiento del atacante, mientras que el centrocampista argentino no logró cubrirlo correctamente, lo que propició la apertura en el marcador en el minuto 12.

Posteriormente, con el Leverkusen aún aturdido por el primer gol, llegó la segunda joya de Lookman. Al borde del área, el jugador se armó una jugada que culminó con un potente disparo de derecha, que se coló en el fondo de las redes en el minuto 26.

Un hueco en la defensa

Xabi Alonso pagó caro algunas de sus decisiones. La clave estuvo en que nadie opuso resistencia a las diabluras de Lookman, ya que él mismo podría haber ejercido esa labor. Jeremie Frimpong, en lugar de jugar como lateral o carrilero, ocupó el puesto de centrocampista ofensivo.

Gianpiero Gasperini encontró en el lado derecho el punto débil del cuadro alemán, justo por donde Lookman hizo daño. Sin oposición, el atacante de 26 años se adueñó del partido y marcó tres goles, el último de ellos con un enorme zurdazo en un contragolpe mientras el Leverkusen se lanzaba hacia adelante buscando descontar en el marcador.

En ese momento, en el minuto 75, el partido quedó definido, ya que el Atalanta estaba más cerca de seguir sumando goles que su rival de encontrar los caminos para reducir la distancia.

Así se gestó el primer título europeo del Atalanta y la pérdida del invicto del Bayer Leverkusen. Seguramente, el valor de Lookman a partir de hoy será muy superior a los 30 millones que publica Transfermarkt, ya que su actuación bien vale una Europa League.@mundiario

Comentarios