Sé dócil: Reza y obedece, el oscuro documental de Netflix que nos lleva al extremo del fanatismo

Diseño sin título
Sé dócil: Reza y obedece./ Netflix.
Imagina vivir en un mundo donde todas tus decisiones están sujetas a lo que un profeta ordena. El documental nos muestra la realidad de miles de mujeres utilizadas como ganado.
Sé dócil: Reza y obedece, el oscuro documental de Netflix que nos lleva al extremo del fanatismo

Sé dócil: reza y obedece, es el nombre de uno de los más recientes documentales estrenados por Netflix. Dirigido por Rachel Dretzin, consta de cuatro partes donde reúne testimonios de las personas expulsadas o que lograron escapar de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (FLDS).

En parte cuenta las historias de las víctimas de esta iglesia que parece más un secta religiosa y por otro lado, también refleja a su actual líder, el que se hace llamar profeta, Warren Jeffs.

La historia empieza con tibieza contando el antes y después de la FLDS cuando Jeffs aún no llegaba al poder. Para comprender está historia, primero hace falta saber qué es la FLDS, que es una iglesia formada de la religión inicial de los mormones, donde se permitía la poligamia, donde los hombres podían tomar con esposas a varias mujeres.

En el año 1890, los mormones decidieron renunciar a la poligamia para poder establecerse sin tener problemas con las leyes estadounidenses, pero un grupo se desvinculó de la iglesia original en 1930 y pasó a vivir en Short Creek, también conocida como Colorado City, Arizona.

En dicho lugar se restableció nuevamente la poligamia, inculcando a la comunidad de que mientras más esposas tuviese un hombre, su ascenso a los cielos estaba asegurado. Estos hombres no escogían quiénes serían sus esposas, en realidad era el profeta quien elegía con quién se casaría cada quien y el número de esposas que tendrían.

Las cosas se mantuvieron más o menos iguales entre los miembros de la FLDS, hasta su penúltimo profeta, Rulon Jeffs. Este llegó a tener unas 65 esposas y mantuvo por años el poder en la iglesia. Tomó esposas jóvenes, pero no menores de edad, a las que obligaba a complacerlo sexualmente. Pero el reinado de Rulon no se acerca ni un poco al que instauró su hijo, Warren Jeffs. Tras la muerte de su padre este se autoproclamó como el nuevo profeta y entonces empezaron los días oscuros.

Diseño sin título (2)
Sé dócil: Reza y obedece. / Netflix.

Desde el inicio empezó a verse como un tirano. Tomó como esposa a muchas de las mujeres que fueron esposas de su padre y no dudó en empezar a expulsar a otros hombres de la iglesia que veía como un peligro para su reinado, incluyendo a muchos de sus hermanos.

Pero este es solo la punta del iceberg. Jeffs llegó al extremo de tomar como esposas a menores de edad y obligar a que otras menores se casarán con hombres mayores de edad. Las trataba como un ganado y decidía a dedo quiénes podían tomar nuevas esposas, pero también quienes debían dejar la comunidad. En el largo listado se incluían familias enteras separadas y luego incluía en otro grupo familiar.

Dentro de la secta se obligaban a que las mujeres vistieron de la misma manera. Con largos vestidos de otra época, con manga y falda larga que no dejara nada a la vista y debían llevar siempre su cabello trenzado. Los hombres también eran controlados, siendo obligados a trabajos forzados al beneficio de la comunidad o llegando a desecharlos cuando la población masculina era demasiada para una comunidad donde un solo hombre podrían tomar como esposas a varias mujeres.

Luego de que Jeff asumiera el control en 2002, las cosas empezaron a cambiar y todo se volvió más oscuro dentro de la comunidad. No solo sacó del medio a varios de sus hermanos, sino que se convirtió en el esposo de 78 mujeres, de las cuales 24 eran menores de edad en el momento en que se casó con ellas. El líder de la secta más tarde llegaría a enfrentar cargos por sus crímenes, siendo su víctima más joven una adolescente de 14 años.

En el documental de Netflix llegan los testimonios que dejan ver las diferentes personalidades de Jeffs y la hipocresía con la que manejaba su comunidad. Mientras los miembros de la FDLS vivían con lo que cosechaban, Jeffs viajaba con algunas de sus esposas por otras ciudades y se daba la buena vida.

Ex miembros de esta secta dejan claro que para ellos era imposible no seguir los mandatos de Jeffs, ya que era la figura más cercana a Dios y de quién dependía que entrarán al reino prometido. En un momento, en el documental una de las víctimas lo deja claro afirmando que "en nuestras mentes, la policía, incluso el presidente de EE UU, no tenía autoridad sobre nosotros. Warren Jeffs era nuestro presidente. Él era el profeta. ¿Y cómo puedes poner a un humano por encima de Dios?".

Diseño sin título (1)
Sé dócil: Reza y obedece. / Netflix.

Jeffs entrenaba a sus esposas para que lo complaciera sexualmente. Finalmente fue acusado de dos cargos de cómplice de violación y se dio a la fuga en 2006, para terminar siendo atrapado en 2008 tras una noche en Las Vegas. Finalmente sería extraditado hasta Texas en 2011, siendo hallado culpable de dos agresiones sexuales a un niña.

Lo más chocante del documental, además de los abusos cometidos, es que al día de hoy, Warren Jeffs sigue dirigiendo a la FDLS desde la cárcel. Sigue siendo su líder y entre 6.000 y 10.000 creen en el mantienen que fue encerrado injustamente. @mundiario

Sé dócil: Reza y obedece, el oscuro documental de Netflix que nos lleva al extremo del fanatismo
Comentarios