¿Boris Johnson se puede convertir en el Bruce Willis de la política del Reino Unido?

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson. / @BorisJohnson
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson. / @BorisJohnson
No se recuerda a un primer ministro británico que sobreviviera a tantos escándalos y problemas durante su mandato. Si se mantiene en el cargo durante los próximos meses, sin duda seremos testigos de un milagro, al más puro estilo del actor estadounidense en sus películas de acción. 
¿Boris Johnson se puede convertir en el Bruce Willis de la política del Reino Unido?

El 11 de diciembre de 2021 el periodista de El País, Rafa de Miguel habló sobre los comentarios que hacían los rivales y admiradores de Boris Johnson, al que comparaban con Harry Houdini, el histórico ilusionista y escapista capaz de salir ileso de cualquier aprieto, a pesar que con sus acciones, ha destruido sistemáticamente "el inmenso capital electoral" que había conseguido para llegar al poder. 

Casi seis meses después, el Partygate ha acorralado a Boris Johnson, que ya no necesitaría ser Houdini para salir de este aprieto, sino más bien Bruce Willis, cuando protagonizó La Jungla de Cristal que en América Latina fue conocida como Duro de Matar, un film que lanzó a la fama al actor estadounidense en 1988, en el cual interpretaba al policía John McClane, un hombre que parecía inmune al peligro sin importar como se presentara.

Parece que Johnson hizo de McClane y salió airoso de esta embestida en su contra, gracias a que obtuvo 210 votos de los 180 necesarios para ganar, sin embargo hay un dato que no es menor, y que hay que tomar en cuenta: 148 diputados de su propio partido votaron en contra. 

Por ahora se mantendrá en el cargo, como lo explica BBC pero realmente su prestigio como líder queda muy trastocado. Para el editor político de la cadena británica, Chris Mason la victoria es un alivio pasajero para para Boris Johnson, pero esas 148 personas del lado conservador, que piensan que el país está mejor sin él, pueden provocar grandes problemas en el futuro.

Mason advierte que en este momento hay mayor número de parlamentarios que desean deshacerse de él, muchos más de los que "querían deshacerse de Theresa May cuando esta se enfrentó a un voto de confianza".  ¿Qué ocurrió posteriormente? May se fue seis más tarde. 

La batalla para sacarlo del número 10 de Downing Street continuará porque la lectura es obvia: Más de la mitad de su propio partido no lo quiere, la misma gente que tres años atrás lo alzó hacia el liderazgo del Reino Unido en las últimas elecciones generales. 

¿Una inevitable caída?

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, dijo a LBC que independientemente del resultado, este hecho representa "el principio del fin" de la carrera política de Boris Johnson. 

"Si nos fijamos en los ejemplos anteriores de votaciones de censura, incluso cuando los primeros ministros conservadores sobreviven (...) el daño ya está hecho", quien además no tuvo reparo en vislumbrar que será inevitable la caída: "usualmente caen razonablemente rápido después". 

La razón es obvia, para los que impulsaron esta moción, no ven a Johnson como un atractivo imán de votos, más bien todo lo contrario, y a esto se une que la popularidad del primer ministro ya venía en claro descenso desde mediados de 2021, cuando el 49% de los votantes desaprobó su gestión, cuando el pasado 19 de julio mandó a retirar en todo el país, todas y cada una de las restricciones para evitar contagios de coronavirus.

Si bien el panorama es nefasto,  el Bruce Willis de la política del Reino Unido puede obrar el milagro, aunque en esta ocasión hay que esperar unos cuantos meses, y no un par de horas que duran normalmente las películas de acción. @mundiario  

¿Boris Johnson se puede convertir en el Bruce Willis de la política del Reino Unido?
Comentarios