Ayuso, la reina del disparate

Isabel Díaz Ayuso, en su discurso en la Asamblea de Madrid. / Twitter @IdiazAyuso
Isabel Díaz Ayuso, en su discurso en la Asamblea de Madrid. / Twitter @IdiazAyuso
Precisa que lleva “más de 40 años trabajando" en Madrid. Debió empezar en su vida anterior, cuando todavía no había nacido la Isabel Natividad actual, ya que solo tiene 43 años.
Ayuso, la reina del disparate

No hace tanto tiempo que algunos profesores de bachillerato recogían ramilletes de barbaridades que sus alumnos ponían en los exámenes, al corregirlos. Los publicaron acertadamente, porque los lectores se tronchaban de risa con las salidas que escribían.

Si ahora se reuniera un grupo de expertos en este arte para buscar quién dice los mayores disparates en Madrid, creo sinceramente que Isabel Díaz Ayuso no tendría competencia y habría que darle el premio merecidamente y sin apasionamiento ninguno. Me propongo mostrar por qué, recogiendo un compendio de los más interesantes, sin tener en cuenta el orden cronológico.

Acaba de poner un tuit, que luego ha corregido. Puede que ande por ahí la mano de Toni Cantó en su oficina del español. En él se refería a la corrida de la ‘Beneficiencia’. Debía querer decir que la tauromaquia es una ciencia benéfica. Desde luego, no quiero hacer una broma maliciosa.

Feministas, sanidad... 

Defendiendo la ley de Transportes, dice que pueden convivir taxistas, Uber y Cabify, es decir, las multinacionales, porque en la Comunidad de Madrid “no se va a ir en burra”, como quiere Mónica García (líder de la oposición) y Ada Colau en Barcelona. Desde luego no oculta ser una campesina de pura cepa. Que los ciudadanos elijan como se mueven, porque hay libertad.

A las feministas las ha llamado malcriadas, que llegan a casa a altas horas de la noche “solas y borrachas”, como si no tuviera ninguna responsabilidad, y no saben que abochornan a quienes trabajan diariamente para sacar el país adelante. Parece que están buscando que las violen. En este caso, puede que esté eliminando su libertad. ¿Dónde queda lo de tomar cañas y beber? ¿O solo tienen derecho a esto los varones? Al machismo se le ve la patita. ¿Dónde queda la igualdad y el derecho a disfrutar? Puede que esto se lo haya comido el gato.

Los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAPS) se clausuraron en marzo de 2020, de forma temporal, pero ya no han abierto desde entonces. Sin embargo, Ayuso afirmó en Telemadrid que la inmensa mayoría están abiertos. En la web de la Comunidad puede leerse la advertencia de que están fuera de servicio. Más tarde nos enteramos de que los abiertos son los Servicios de Atención Rural (SAR). Qué bromistas son en Madrid.

¿Hay diferencias entre el norte y el sur de Madrid? Claro que sí, reconoce Ayuso, pero la culpa es de los gobiernos locales del PSOE. Ahí les duele. Ella prepara un plan para el Sur de la región. ¿Cuál es? ¿Dónde está? Pues todavía no se sabe, porque la presidenta trabaja mucho, pero aún no le ha dado tiempo en sus tres años de gobierno, aunque le “preocupa sobremanera”. Es un torrente lingüístico esta mujer y sin recurrir al experto Cantó.

Tanto trabaja que lo ha hecho toda la vida y precisa que lleva “más de 40 años trabajando en esta comunidad”. Debió empezar en su vida anterior, cuando todavía no había nacido la Isabel Natividad actual, ya que solo tiene 43 años. Desde luego que se da prisa en trabajar. Menuda rapidez. Hay que proclamarla virgen y mártir del trabajo, que, quizás, haya sido en negro por la cotización que tiene. Explotada desde niña, la pobre. Es de psiquiatra.

Y el coronavirus...

Es lo mejor y lo peor que le ha pasado, pero la gente quizás no sepa por qué tiene este nombre. Pues porque es ‘coronavirus, diciembre, 19’, ya que estaba en diciembre de 2019. Es rocambolesco. Y se queda tan ancha. También informa de que en los hospitales con techos altos “los pacientes sanan muy bien”. ¿Alarmas y confinamientos ante el virus? No, hay que convivir con él. Mientras tanto, puede morir la mitad de la población. Es posible, pero ella es un ejemplo de lo contrario: ha convivido con él en un gran hotel, que le dejaron gratis. Para eso están los amigos. ¿Qué dicen de ser responsables? La norma a seguir es cañita y libertad. Los contagios se deben “al modo de vida de nuestra inmigración”.

Los niñatos que se manifiestan por el delincuente Hasel “tienen menos arte que cualquiera de los que estamos aquí con dos cubatas en un karaoke". Los que se quejan por los atascos desconocen que “forma parte de la vida de Madrid”. Son su enseña e identidad, ya que la calle está viva, es como Buenos Aires, que nunca duerme. Ahora quieren negar su propia naturaleza. Son unos ignorantes. A la presidenta, Dios no la hizo perfecta, “por eso no soy de Vox”. El concebido no nacido debe considerarse “un miembro más de la familia”.

Esto sí que no tiene desperdicio: “Soy callejera, tabernaria y pandillera”. Suena a lo de Forges: afananza pandillar. Claro que sí, porque se afanan entre sí no individualmente, sino en pandilla, para delinquir, tomando copas en la taberna.

 

¿Por qué se van los jóvenes al extranjero? Según Ayuso, “por compartir cultura”. ¿Os creéis que lo hacen porque aquí no hay trabajo? Qué equivocados estáis. Es que necesitan imbuirse de cultura.

Por cierto, qué bien anda de cultura sanitaria la presidenta. Hay que saber que “los asintomáticos no contagian”. ¿Para qué se va a molestar en consultar a un experto?

A la presidenta Ayuso la han dejado en segundo plano en las elecciones de Andalucía 2022. Es tan ambiciosa que no puede contenerse y termina proclamando: “Madrid y Andalucía. Por España”. Sí, todo por España, como dijo Don Juan, el legítimo heredero, a su hijo Juanito.

Esto es solo un puñado de frases para ambientarnos. Podemos seguir en otra ocasión, ya que la presidenta puede darnos mucho juego todavía. Seguiremos muy atentos. Ella sabe que la gente disfruta con declaraciones breves, algún tuit diario y las críticas más feroces que puede contra el Gobierno, su gran rival. @mundiario

Ayuso, la reina del disparate
Comentarios