El Solar Orbiter toma las imágenes más cercanas al Sol

Imagen del Solar Orbiter llegando al Sol. / ESA
Imagen del Solar Orbiter llegando al Sol. / ESA

La nave espacial obtendrá fotografías insólitas de las capas del Sol, y arrojará luz acerca de su misteriosa actividad interna.

El Solar Orbiter toma las imágenes más cercanas al Sol

El Solar Orbiter, una sonda espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) en colaboración con la NASA cuya misión es descubrir los misterios de nuestro Sol, ha alcanzado su punto más cercano a la estrella, desde donde tomará imágenes inéditas que podrán ayudar a entender mejor cómo funciona la actividad solar.

Después de dos años de haber sido lanzada desde Cabo Cañaveral, en Florida, la nave espacial alcanza su mejor posicionamiento en la ruta trazada, a sólo 48 millones de kilómetros del Sol, a un tercio de su distancia con la Tierra. Está ubicado en el perihelio, el punto de su órbita más cercano a la estrella desde donde puede tomar imágenes de la corona solar y las capas magnéticas del Sol, con la resolución 10 veces mayor a la de una pantalla de televisión 4k.

Los astrónomos esperan que se pueda explotar una de las mayores ventajas del Solar Orbiter, y es que cuenta con un equipo de instrumentos peculiarmente completo, que permitirá tomar fotografías de todo tipo. La que más emociona a los científicos es la posibilidad de que tome imágenes de puntos clave, como fotos de todas las capas solares simultáneamente, la actividad en la corona solar o la actividad interna del Sol.

Ayudará a entender mejor nuestra estrella

La corona solar es la parte exterior de la atmósfera del Sol, que no puede ser vista sin instrumentos especiales debido a la luz extremadamente brillante que emite. Para tomar las fotos más extraordinarias del Sol en la historia, el Solar Orbiter cuenta con al menos 10 instrumentos especializados, entre los que destaca el aparato de Imágenes Espectrales del Entorno Coronal (SPICE por sus siglas en inglés), que le ayuda a rastrear las capas de la atmósfera desde la corona hasta la cromosfera, una capa delgada de la atmósfera formada por gases de baja presión.

En la secuencia de las primeras imágenes reveladas que fueron tomadas por el SPICE, se aprecian cuatro fotos tomadas de estas capas de la atmósfera. El color púrpura corresponde al hidrógeno gaseoso en una temperatura de 10.000 grados centígrados; el azul al carbono en 32.000 C, el verde al oxígeno en 320.000 y finalmente el amarillo al neón en unos extremadamente altos 630.000 C.

Esta compilación de datos permitirá el rastreo de las erupciones solares de alta potencia, que tienen lugar en la corona, a través del estudio de las capas de la atmósfera inferior. Además, ayudaría a entender la actividad interna solar, y a determinar por qué generalmente al alejarnos de un objeto las temperaturas descienden, pero en el Sol, la corona es brutalmente caliente, y la superficie “apenas” presenta unos 5.000 C.

Develará los misterios del Sol

Por si fuera poco, en los últimos meses diversos telescopios han detectado la existencia de pequeñas actividades solares, unos ligeros estallidos de radiación, menores a las tormentas o torbellinos, que son conocidos como “fogatas”. Ahora se piensa que son más frecuentes, por lo que el Solar Orbiter puede arrojar luz acerca de porqué se originan y cómo influyen a que la corona suela presentar temperaturas sobre el millón de grados centígrados.

El Solar Orbiter también visitará los polos del Sol, para estudiar más a fondo y llegar a las regiones a las que nunca ha tenido acceso. Otras naves han ido más allá, pero ninguna con una capacidad de fotografiar tan de cerca nuestra estrella debido a las condiciones extremas. @mundiario

El Solar Orbiter toma las imágenes más cercanas al Sol
Comentarios