Perseidas y Superluna 2022: cómo ver los eventos astronómicos más brillantes del año

Lluvia de perseidas y la Vía Láctea de fondo. / SINC
Lluvia de perseidas y la Vía Láctea de fondo. / SINC

A partir de este jueves se podrán observar la lluvia de perseidas y la Superluna del Esturión en el cielo nocturno, unos de los últimos grandes eventos del año.

Perseidas y Superluna 2022: cómo ver los eventos astronómicos más brillantes del año

La lluvia de estrellas del verano ya está aquí. Un año más las perseidas engalanan el cielo nocturno durante los meses más calurosos, haciendo alarde de ser unas de las más visibles. Pese a que comenzaron a surcar los cielos a mediados de julio, es a partir de este jueves y hasta el sábado que el fenómeno se aprecie en su pico, pero durará hasta mediados de este mes.

Las también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo, debido a que suelen observarse en medio de las festividades de este santo español, tendrán su mayor actividad la noche del 12 al 13 de agosto, se podrán ver desde cualquier parte del hemisferio norte a partir de las 10 de la noche, con mejores oportunidades instantes previos al amanecer, desde una zona sin contaminación lumínica.

Para apreciar uno de los fenómenos cósmicos más maravillosos del año no se necesita ningún telescopio, tampoco un instrumento especializado o protección específica; sino que basta con levantar la mirada hacia el cielo en un lugar apartado, sin revisar el móvil debido a que podría afectar la visión, recuerda que la vista se acostumbra a la oscuridad tras unos 30 minutos.

La tasa de actividad de las perseidas, erróneamente llamadas como “estrellas fugaces”, puede alcanzar un máximo de aparición de 200 por hora, aunque lo usual es que sea de 100. Pero este año no es lo mismo, el rango de observación se verá drásticamente reducido hasta una media de 50 por hora, pues coincide con una de las últimas lunas llenas de 2022.

Tras el rastro del cometa Swift-Tuttle

Las perseidas son usualmente denominadas “estrellas fugaces”, pero son más que eso. Son restos del cometa Swift-Tuttle, un astro compuesto de roca, hielo y polvo, que viaja alrededor del Sol en una órbita que culmina cada 133 años. De hecho, la última vez que pudo ser visto desde la Tierra fue en 1992, una hazaña que no repetirá sino hasta el año 2125.

El cometa desprende una nube de partículas, llamadas meteroides, que en muchas ocasiones varían de tamaño, desde el de un grano de arena hasta el de un guisante. Esto se produce gracias a la presión que ejercen las altas temperaturas que emite nuestro sol, provocando que el cometa avance dejando un rastro de rocas y polvo que la Tierra atraviesa en esta época del año, en medio de su recorrido anual de 365 días.

En medio de este encuentro, los meteroides chocan con la atmósfera terrestre, desintegrándose a medida que ingresan con la alucinante velocidad de 210.000 kilómetros por hora, “lo que equivale a recorrer nuestro país de norte a sur en menos de veinte segundo”, dice José Luis Ortiz, investigador del IAA-CSIC. Es en ese momento en el que se generan esos trazos luminosos que los científicos conocen como meteoros.

Sólo se podrán ver las estrellas más brillantes

Los astrónomos advierten de que es un mal año para observarlas, por lo que se requerirá de un poco de paciencia para divisar algunas de las que suelen ser las lluvias de estrellas más brillantes. Desde el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) aseguran que, debido a que las condiciones no son idóneas, sólo se podrán ver las más brillantes en el cielo.

“Si las condiciones fuesen idóneas podrían llegar a verse del orden de cien estrellas fugaces por hora, pero el brillo de la Luna será uno de los factores que provocará que el número real de perseidas visibles descienda hasta unas cincuenta”, indicó José María Madiedo, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).

“Lamentablemente, el pico de las perseidas se producirá en las peores circunstancias posibles para los observadores”, ha expresado el astrónomo de la NASA Bill Cooke, quien recordó que la Luna es el astro más brillante en nuestro cielo. Casualmente el pico de actividad de las perseidas ha coincidido con la noche de la Superluna del Esturión, la última de su tipo en lo que resta de año.

¿Cómo ver la última superluna del año?

Como hemos mencionado, la visión de las perseidas se verá obstaculizada por la Superluna del Esturión, otro evento astronómico que tendrá lugar esta semana. Será precisamente esta noche de jueves para el viernes el momento de mayor actividad, pero estará presente como luna llena hasta el sábado.

Igual que con la lluvia de estrellas, no se necesita más que alejarse de la contaminación lumínica para apreciar la luna en su mayor esplendor. Y eso es, una superluna ocurre cuando nuestro satélite se encuentra en el momento de perigeo de su órbita, es decir, el instante de su recorrido en el que está más cerca de la Tierra, gracias al cual podemos verla más grande y brillante que de costumbre.

La Luna verá su fase exacta, completamente llena y brillante, alrededor de las 3:30 hora peninsular de la madrugada del 12 de agosto, cuando en el continente americano sea todavía jueves. Aparecerá a un costado de Saturno, transitando hasta ponerse al amanecer en el oeste. Es un momento imperdible, pues se trata de la última superluna del año.

¿Por qué se llama Superluna del Esturión?

Este evento astronómico debe su nombre al nombre con el que la designaban algunas tribus nativas norteamericanas, según explica The Old Farmer's Almanac. El esturión es una especie muy cazada en la región de los Grandes Lagos, que se ha ganado el apodo de “fósil viviente” pues su presencia en el planeta se remonta hace 136 millones de años, incluso las hembras de esta especie pueden llegar a vivir más de 150 años, mientras que los machos tienen una media de 55.

Actualmente es una especie difícil de avistar, debido a su sobrepesca en el siglo XIX y la contaminación. Cuando la temporada de pesca de esturiones comenzaba, algunas tribus lo podían deducir gracias a la posición de la luna. De la misma manera otras etnias, como los objiwa, la llamaban Luna de Moras por indicar el inicio de la recolecta de estos frutos. @mundiario

Perseidas y Superluna 2022: cómo ver los eventos astronómicos más brillantes del año
Comentarios