La NASA lanza un nuevo satélite para estudiar el cambio climático en los polos

Lanzamiento de la misión PREFIRE. / RR.SS.
Lanzamiento de la misión PREFIRE. / RR.SS.
Este proyecto, conocido como PREFIRE, proporcionará datos esenciales para comprender mejor los cambios atmosféricos y predecir las condiciones climáticas futuras.
La NASA lanza un nuevo satélite para estudiar el cambio climático en los polos

La NASA ha dado un paso crucial en el estudio del cambio climático con el lanzamiento del primero de dos innovadores satélites climáticos diseñados para analizar las emisiones de calor en los polos de la Tierra. Este proyecto, conocido como PREFIRE (Polar Radiant Energy in the Far-InfraRed Experiment), proporcionará datos esenciales para comprender mejor los cambios atmosféricos y predecir las condiciones climáticas futuras.

El satélite, llamado CubeSat 1, tiene el tamaño de una caja de zapatos y fue lanzado a bordo de un cohete Electron de Rocket Lab desde el Complejo de Lanzamiento 1 en Mahia, Nueva Zelanda, a las 03:41 hora del este. Los controladores terrestres confirmaron el establecimiento de contacto con el satélite aproximadamente cinco horas después, a las 08:48.

CubeSat 1 está equipado con un espectrómetro infrarrojo térmico y un termopar. Estos instrumentos permitirán medir la luz infrarroja y la energía térmica emitida por la Tierra, proporcionando datos sobre variables climáticas como la temperatura atmosférica, las propiedades de la superficie, el vapor de agua y las nubes. La misión PREFIRE busca llenar un vacío en la comprensión de cuánto calor se pierde en el espacio desde el Ártico y la Antártida, lo cual es vital para mejorar las proyecciones climáticas.

"La misión PREFIRE ayudará a cerrar una brecha en nuestra comprensión de cuánto calor de la Tierra se pierde en el espacio desde el Ártico y la Antártida", señaló la NASA en un comunicado. Estos datos son cruciales, ya que la energía térmica entre el Sol y la Tierra determina la temperatura y el clima del planeta. Karen St. Germain, directora de la División de Ciencias de la Tierra de la NASA, destacó que los datos recopilados por los CubeSats serán cruciales para diversas aplicaciones, desde la agricultura hasta la resiliencia de las comunidades costeras.

Tristan L’Ecuyer, investigador principal del proyecto en la Universidad de Wisconsin-Madison, añadió que PREFIRE permitirá mejorar los modelos climáticos y meteorológicos, ayudando a las personas a enfrentar las consecuencias del cambio climático. Este proyecto es particularmente importante para regiones como el Ártico, donde el calentamiento está ocurriendo a un ritmo sin precedentes.

El segundo satélite de la misión PREFIRE está programado para ser lanzado en los próximos días desde el mismo complejo en Nueva Zelanda, aunque la fecha exacta aún no se ha anunciado. Si los primeros 30 días del período de prueba del CubeSat 1 son exitosos, ambos satélites permanecerán en el espacio durante al menos diez meses, recopilando datos cruciales para los científicos.

El proyecto es un esfuerzo conjunto entre la NASA y la Universidad de Wisconsin-Madison, la cual será responsable de procesar los datos recolectados. Esta colaboración busca proporcionar una comprensión más profunda de los efectos del cambio climático en los polos y su impacto global.

El lanzamiento de CubeSat 1 marca un hito significativo en la investigación climática, proporcionando nuevas herramientas y datos para abordar el cambio climático. Con la próxima incorporación del segundo satélite, la misión promete ofrecer información valiosa que ayudará a mitigar y adaptarse a los cambios ambientales que enfrenta nuestro planeta. @mundiario

Comentarios