El Gran Colisionador de Hadrones del CERN se reactiva después de tres años

Gran Colisionador de Hadrones del CERN. / @CERN
Gran Colisionador de Hadrones del CERN. / @CERN

Tras unos años en pausa, el ciclo de Carrera 3 del acelerador de partículas más grande regresó con una prueba, en aras de iniciar su funcionamiento en el verano.

El Gran Colisionador de Hadrones del CERN se reactiva después de tres años

Tras más de tres años de pausa debido al mantenimiento y a la actualización de la tecnología, se pone en marcha nuevamente el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del Centro Europeo de Física de Partículas (Cern), después de que el viernes pasado comenzaran a circular dos haces de protones, en direcciones opuestas por todo el anillo de la máquina.

Las mejoras de los últimos años se han enfocado en los inyectores de energía y en el aislamiento eléctrico de los diodos, los componentes que permiten la circulación de la corriente eléctrica, de los más de 1.200 imanes que hay en el acelerador de partículas más grande y poderoso del mundo, compuesto por un tubo circular de 27 kilómetros de longitud donde las partículas de prueba son eyectadas hasta colisionar entre sí.

También se ha realizado mantenimiento en los cuatro detectores principales que complementan al acelerador, los cuales permiten la extracción de los datos producidos por la colisión de las partículas, que salen disparadas y chocan entre sí a velocidades muy cercanas a las de la luz. Estos detectores permiten reconstruir lo ocurrido durante los choques, lo cual permite estudiar los elementos que componen el Universo.

Rumbo a la Carrera 3

El LHC comenzó a funcionar en 2008, pero su primer ciclo de 2010 a 2013, cuando el segundo también duró tres años y se realizó desde 2015 hasta 2018. Su nueva etapa se conoce como Carrera 3, que permitirá ver un mayor número de choques de las partículas que impactarán y producirán más energía que en ocasiones anteriores.

La puesta en marcha de este viernes se trata de la primera prueba para esta nueva etapa, que está prevista para iniciar en condiciones para mediados de este año en verano. Esta nueva fase tendrá como objetivo probar los límites del “modelo estándar de la física de partículas”, que explica cómo interactúan las partículas subatómicas.

Aunado a ello, una nueva serie de experimentos científicos buscarán conocer más acerca de la materia oscura, y si es posible, obtener una imagen clara de una de las sustancias que se han teorizado más no comprobado. Los científicos creen que de la materia oscura está constituida la mayoría del Universo.

También se analizará a detalle el bosón de Higgs, una partícula teorizada desde hace mucho tiempo, y que fue descubierta en el mismo acelerador hace unos 10 años, durante el primer ciclo de investigaciones. @mundiario

El Gran Colisionador de Hadrones del CERN se reactiva después de tres años
Comentarios