Un estudio confirma que las partículas de microplástico también están en nuestros órganos

Microplásticos. Flickr.
Microplásticos. / Flickr.
Un equipo de investigadores ha detectado docenas de tipos de micro y nanoplásticos de menos de 5 milímetros de longitud en muestras tomadas de pulmones, hígado, bazo y riñones.
Un estudio confirma que las partículas de microplástico también están en nuestros órganos

Es un hecho: las partículas de plástico han contaminado cada rincón del planeta… y nuestro organismo no es la excepción. Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Arizona, EE UU, ha detectado por primera vez distintos tipos de fragmentos plásticos en miniatura en tejidos humanos.

El estudio expone que los autores han detectado docenas de tipos de micro (de menos de 5 milímetros de longitud) y nanoplásticos (con diámetros inferiores a 0,001 mm.), en 47 muestras tomadas de pulmones, hígado, bazo y riñones, procedentes de un banco de tejidos establecido para estudiar enfermedades neurodegenerativas.


Quizás también te interese: 

El aire que respiramos también está contaminado por plástico: palabra de la ciencia


 

El resultado de la investigación ha encendido las alertas entre los científicos: el análisis basado en un método analítico ha revelado que los órganos estaban cargados de tereftalato de polietileno (usado para las botellas de plástico para bebidas) y polietileno (para bolsas descartables); además de rastros químicos de plástico como el bisfenol A (BPA).

"Nunca queremos ser alarmistas, pero es preocupante que estos materiales no biodegradables que están presentes en todas partes puedan ingresar y acumularse en los tejidos humanos, y no conocemos los posibles efectos en la salud", ha alertado Varun Kelkar, de la Universidad Estatal de Arizona. "Una vez que tengamos una mejor idea de lo que hay en los tejidos, podemos realizar estudios epidemiológicos para evaluar los resultados de salud humana", añadía. "De esa manera, podemos comenzar a comprender los posibles riesgos para la salud, si los hay". @mundiario

Un estudio confirma que las partículas de microplástico también están en nuestros órganos