Buscar

MUNDIARIO

Xylella fastidiosa, la bacteria que amenaza unos 300.000 puestos de trabajo

La Comisión Europea ha alertado de que el impacto económico, medioambiental y social de esta plaga, que ha sido bautizada como “el ébola de los olivos” es de máxima gravedad dentro del territorio de la Unión Europea. 
Xylella fastidiosa, la bacteria que amenaza unos 300.000 puestos de trabajo
Xylella fastidiosa, bacteria. / RR SS
Xylella fastidiosa, bacteria. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Se llama Xylella fastidiosa, está dentro de la lista de 20 plagas cuarentenarias reguladas que se consideran como prioritarias y es una bacteria que amenaza unos 300.000 puestos de trabajo.

La Comisión Europea ha alertado de que el impacto económico, medioambiental y social de esta plaga, que ha sido bautizada como “el ébola de los olivos” es de máxima gravedad dentro del territorio de la Unión Europea. 

Quizás también te interese: 

 

Un grupo de científicos del bloque comunitario ha presentado un estudio que calcula, por primera vez, el posible daño causado por estas plagas, incluso en dimensiones menos tangibles: el paisaje, el patrimonio cultural y las denominaciones de origen. 

En esa línea, la investigación destaca que existen 10 lugares españoles declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, con plantas amenazadas por alguna de las 20 plagas prioritarias, entre ellos los paisajes del Camino de Santiago y los patios de naranjos de la catedral de Sevilla o de la mezquita de Córdoba. 

El análisis destaca que otra amenaza, conocida como el gusano de la manzana (Rhagoletis pomonella) podría llegar a los monasterios de San Millán de la Cogolla, en La Rioja. 

“Con la globalización, es casi imposible parar esto. El escenario que contemplamos es que las plagas entrarán, pero hay que intentar retrasar ese momento el tiempo que sea posible”, explica el ingeniero agrónomo Emilio Rodríguez Cerezo.

Por su parte, la Comisión Europea alerta que lo números de una hipotética plaga serían devastadores: con pérdidas de 50.000 millones de euros para el sector forestal si se instala en Europa. @mundiario