Buscar

MUNDIARIO

Dragón amarillo, la peste que amenaza los naranjos del planeta

El microbio, que es provocado por una bacteria de origen asiático, está cada vez más cerca de España y podría terminar por arrasar las cosechas de naranjas, limones y mandarinas. 
Dragón amarillo, la peste que amenaza los naranjos del planeta
Dragón Amarillo. / RR SS
Dragón Amarillo. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Se llama huanglongbing, se conoce como Dragón amarillo y se trata de una terrible peste que está aniquilando los naranjos del planeta. El microbio, que es provocado por una bacteria de origen asiático, podría terminar por arrasar las cosechas de naranjas, limones y mandarinas. 

Esto es todo lo que sabemos hasta ahora: 

> La bacteria llegó a Florida, Estados Unidos, en 2005 y al cabo de tres años ya había colonizado todo el Estado. 

> De acuerdo con el diario El País, el microbio puede deformar los frutos, amargar su sabor, atrofiar sus semillas y amarillear los árboles hasta que mueren. 

> El asunto ha encendido las alertas mundiales, sobre todo porque no existe tratamiento para hacer frente a la peste. 

> Hasta ahora, la única solución que han hallado los expertos es arrancar las plantas infectadas y quemarlas. 

> Según cifras oficiales, en la última década la producción de naranjas para zumo ha caído un 72% en EE UU.

> “Es cuestión de tiempo que la bacteria llegue a España. Y no tenemos absolutamente ningún tratamiento contra ella”, lamenta el director del Centro de Genómica del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias, Manuel Talón.

> La amenaza es una realidad. De hecho, el Ministerio de Agricultura español aprobó un Plan Nacional de Contingencia contra la peste hace 3 años. 

> “España, sexto país productor mundial de cítricos, y las regiones citrícolas libres de la enfermedad (cuenca mediterránea, Uruguay, Chile, Australia y Nueva Zelanda) están seriamente amenazadas”, se lee en el documento oficial. @mundiario