El Vaticano supo de los abusos sexuales a menores en Pensilvania desde 1963

Papa Francisco.
Papa Francisco. / RR SS.

La investigación llevada a cabo por un gran jurado señaló que la Santa Sede fue tolerante con muchos de los casos de curas pederastas, sin embargo, es difícil saber hasta qué punto eran conscientes de los abusos.

El Vaticano supo de los abusos sexuales a menores en Pensilvania desde 1963

Esta semana fue presentada una investigación en Pensilvania que detalla los abusos sexuales a más de 1.000 menores a manos de 300 religiosos de la Iglesia católica. Tras el shock inicial, cada día salen más informaciones sobre el informe de más de 1.000 páginas que detalla los horrores perpetrados por los religiosos durante siete décadas, que eran bien conocidos por la Iglesia de Pensilvania, y según las últimas informaciones, también era información que el Vaticano manejaba, al menos desde el año 1963.

El gran jurado que llevó a cabo la investigación y posterior informe, aseguran que la Santa Sede fue consciente de muchos de los abusos cometidos por los curas, aunque se desconoce hasta qué punto sabían sobre las perversiones que realizaban. Asimismo, la investigación resulta ser enfática cuando señala que a pesar de saber sobre los abusos, el Vaticano no hizo nada e incluso fue muy tolerante con los sacerdotes abusadores.

Aquellos que han leído el informe, saben que se trata de un manuscrito de terror donde se detallan las forman en que los curas se atrevieron a abusar de los menores durante tantos años. La palabra Vaticano aparece mencionada unas 45 veces, mientras que la Congregación para la Doctrina de la Fe aparece 14 veces y la Santa Sede unas 11 veces. En el documento dejan saber que el Vaticano fue informado en distintas ocasiones sobre las agresiones sexuales y sobre la estructura de silencio que los obispos estaban ejecutando para encubrir los hechos.

Josh Shapiro, fiscal general de Pensilvania, ya había advertido sobre los encubrimientos que “se alargan en algunos casos hasta el Vaticano”. La primera vez que aparece mencionada la Santa Sede en el informe, es en 1963 y la última fue en 2015. El primer caso que supuestamente conoció el Vaticano fue el del cura Raymond Lukac, que ya acumulaba tres quejas de abusos sexuales y otras tantas de trato inapropiado a menores. Se sabía que había mantenido una relación con un organista de 18 años, y que se había casado –aun siendo cura- con una menor de 17 años luego de que esta quedara embarazada, para luego divorciarse cuando el niño nació; además, también había sido señalado de abusar de una niña de 11 años.

Con esos antecedentes, Lukac fue apartado a un centro hasta las afueras de Chicago y como penitencia, no podía escuchar confesiones. Sin embargo, este solicitó al obispo William Connare que se le fueran restauradas todas sus funciones, algo que el obispo trasladó hasta el Vaticano donde dieron su aval. De esta forma, Lukac realmente nunca pagó por sus actos y como el resto de los curas, pasó por el mismo sistema silencio.

Este es solo uno de los casos que aparecen en el informe, y de los que el Vaticano era consciente según determinó el gran jurado a cargo de la investigación. Aunque esto sea cierto, será imposible saber hasta qué punto sabían dentro de la Santa Sede sobre los abusos cometidos por los curas. @mundiario

El Vaticano supo de los abusos sexuales a menores en Pensilvania desde 1963
Comentarios