Buscar
loading...

Los sacerdotes de Pensilvania violaron a más de 1.000 niñas y niños durante décadas

El papado de Francisco sigue encontrándose con escabrosos casos de abusos sexuales perpetrados contra menores de edad. El último de ellos radica en EE UU, donde unos 300 “sacerdotes depredadores” han sido acusados de haber violado y drogado a más de 1.000 menores,

Los sacerdotes de Pensilvania violaron a más de 1.000 niñas y niños durante décadas
Donald Wuerl, cardenal y arzobispo de Washington. / RR SS.
Donald Wuerl, cardenal y arzobispo de Washington. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Un informe de 1.356 páginas realizado por la fiscalía de Pensilvania revela los escabrosos casos de abusos sexuales cometidos por unos 300 sacerdotes contra más de 1.000 menores durante décadas. El documento presentado por la Corte Suprema de Pensilvania expresa que los abusos fueron cometidos en seis diócesis del estado y que para lograr su cometido, los curas coaccionaron a los menores con “alcohol o pornografía” y que “a algunos les hicieron masturbar a sus agresores o fueron manoseados por ellos”.

Durante años, hablar de las violaciones que se cometían a puertas cerradas dentro de la Iglesia católica era tabú, sin embargo, esto ha quedado atrás y las acusaciones por abuso sexual proliferan en varios países

El informe no se corta al detallar que algunos de los niños “fueron violados oralmente, algunas vaginalmente, algunos analmente” y que la mayoría de los abusados era varones, aunque también hubo menores del sexo femenino que con edades adolescentes.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, señaló que el documento también enfatiza el “encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano”, durante 70 años de abusos contra menores de edad.

Durante años, hablar de las violaciones que se cometían a puertas cerradas dentro de la Iglesia católica era tabú, sin embargo, esto ha quedado atrás y las acusaciones por abuso sexual proliferan en países como Alemania, Chile, Australia y EE UU. “Los sacerdotes estaban violando niños y niñas y los hombres de Dios que eran responsables de ellos no solo no hicieron nada; lo escondieron todo, por décadas”, afirmó Shapiro.

Sacerdotes. RR SS.

Sacerdotes. / RR SS.

 

Sin embargo, esta investigación queda como un caso simbólico porque el descubrimiento llega demasiado tarde como para poder juzgar a los responsables. La mayoría de los casos son anteriores al año 2000 y muchos de los perpetradores ya están muertos.

Asimismo, en Pensilvania existe un estatuto que impide que las víctimas de abusos sexuales infantiles presenten demandas civiles contra la Iglesia luego de haber cumplido los 30 años. A pesar de esto, el jurado destacó que abrió dos casos contra los sacerdotes de la diócesis de Greensburg y otro de la Erie, que supuestamente abusaron de menores durante la última década.

El fiscal también destacó que el número de víctimas puede ser superior y que muchas de las denuncias de los menores se hayan perdido o que algunas de las víctimas hayan decidido guardar silencio y no denunciar los abusos.

La Iglesia como principal responsable

A criterio del fiscal, los altos cargos de la Iglesia católica jugaron un papel fundamental en todo el caso. Sin ellos, hubiera sido imposible cubrir todos los casos de abusos que se perpetraron por tantos años. Shapiro expresó que los funcionarios de la Iglesia describieron los abusos como “juegos bruscos”, “conductas inapropiadas” y “peleas”. Señalamientos que el fiscal rechaza. “No era ninguna de esas cosas. Era abuso sexual infantil, incluida la violación”, enfatiza.

Papa Francisco. ACI Prensa

Papa Francisco. / RR SS.

 

En el informe destacan ciertos casos oscuros. Uno de ellos corresponde a un sacerdote que violó a una niña de siete años en el hospital luego de que le extirparon las amígdalas. En otro destaca a un cura que se le permitió seguir ejerciendo como cura luego de haber dejado embarazada a una menor de 17 años, con la que contrajo matrimonio y más tarde se divorció. Un joven aseguró que un sacerdote lo drogó para que no recordara la noche anterior, cuando lo violó analmente.

Muchas de las víctimas fueron drogadas por los curas para poder cometer sus abusos, y que cuando intentaron explicarles a sus familiares lo que sucedía, estos fueron golpeados y maltratados por creer que mentían. Una de las víctimas, incluso intentó suicidarse cuando la investigación estaba en curso.

Un caso destaca a un cura que se le permitió seguir ejerciendo como cura luego de haber dejado embarazada a una menor de 17 años

El documento fue realizado gracias al testimonio de testigos y la revisión de medio millón de páginas de documentos internos de diferente diócesis durante casi dos años. Es una de las investigaciones más complejas y amplias realizadas por una agencia de EE UU sobre abusos sexuales infantiles de la Iglesia católica.

El informe será un recordatorio de los graves defectos que la Iglesia debe reconocer y por los que debe buscar el perdón”, dijo el fiscal Shapiro. @mundiario