362097

Vanessa Paradis se deja desnudar por Lagerfeld para la última campaña de Chanel

Vanessa Paradis posa desnuda para la nueva campaña de Chanel
Vanessa Paradis posa desnuda para la nueva campaña de Chanel.

Con el carácter bien forjado, aceptando con dignidad y sin esconderse el paso de los años, frágil y severa al mismo tiempo, todo un ejemplo Vanessa Paradis.

Vanessa Paradis se deja desnudar por Lagerfeld para la última campaña de Chanel

Con el carácter bien forjado, aceptando con dignidad y sin esconderse el paso de los años, frágil y severa al mismo tiempo, todo un ejemplo Vanessa Paradis.

 

Niña prodigio del cine y de la música francesa, Vanessa sigue siendo a sus 42 años la eterna Lolita, fantasma erótico del estilo frenchie.

No lo ha tenido fácil. Su relación con Johnny Depp fue un cuento de hadas. La pareja hizo creer al mundo entero que las relaciones ideales eran posibles: dos niños, isla privada en Bahamas, castillo en la provence francesa, carreras profesionales de éxito…

Pero como todo cuento de hadas Vanessa un día se despertó…

Difícil competir con los veinte años de diferencia que la separan de su rival Amber Heard, pero más aun con un marido, también niño y adulto prodigio del cine norteamericano, con complejo de Peter-Pan y un gusto exagerado por los excesos.

Así, con la misma discreción que ya había mostrado en su relación y ruptura con el músico Lenny Kravitz, en el año 2012 afrontó, después de catorce años de vida en común, que Jonny Deep la dejase por su última compañera de reparto.

Ni una declaración, ni una crítica, a pesar de las duras comparaciones de la prensa internacional que hacía correr ríos de tinta, mostrando fotografías con la diferencia de edad entre ambas.

Vanessa mantuvo el tipo, se la veía triste, seria, perdida, como lo estaría cualquier persona que se viese en su situación. Ella no salió corriendo para hacer declaraciones a la prensa ni a los platós de televisión, ni tampoco a ver a su cirujano… No. Vanessa se dejaba fotografiar con sus defectos, con sus arrugas y con una extrema palidez y delgadez que mostraban su estado de ánimo.

Dando ejemplo de persona, de madre y de profesional, ese mismo año protagoniza varias películas entre las que se encuentra Le Café de Flore,  por la que recibe varios premios. A los pocos meses de la separación fue la musa de la publicidad de HM para la colección del verano 2013 y ese mismo año editó su último disco, paradógicamente titulado "Love Songs".

En el verano del 2014 tuve la suerte de verla en concierto, con poca voz debido a un resfriado, pero imponente. Con fuerza y temperamento a pesar de su pequeña figura, y con un brillo en la mirada que delataba lo que hoy ya ha dejado de ser un rumor: su relación con Benjamin Biolay, músico y actor, coproductor de su último disco.

Para la nueva campaña de Chanel, hoy, la vemos dejarse fotografiar tal cual, como es ella. Sin complejos ha posado desnuda para la cámara de Karl Lagerfelf. Sin miedo, sin adornos, pero con una gracia que le es innata. A Vanessa no le hacen falta curvas, ni enseñar: su encanto va más allá de lo físico. Su estilo, su gran carácter, y su fuerte personalidad, atraviesan el objetivo del diseñador de Chanel, marca de la que es embajadora desde 1991. ¡Bravo Vanessa!

Vanessa Paradis se deja desnudar por Lagerfeld para la última campaña de Chanel
Comentarios