Ucrania frena las evacuaciones de civiles ante las “provocaciones” rusas

Evacuación de civiles de Irpin. / SSSCIP de Ucrania
Evacuación de civiles de Irpin. / SSSCIP de Ucrania

Las autoridades ucranianas alertan de que las deportaciones forzadas de la ciudad de Mariúpol, hacia Rusia, han aumentado considerablemente en los últimos días.

Ucrania frena las evacuaciones de civiles ante las “provocaciones” rusas

El Gobierno ucraniano informó este lunes de que todos los corredores humanitarios, pautados para este inicio de semana, serían suspendidos por temor a las “provocaciones rusas” en la víspera de nuevas negociaciones que tendrán lugar en Estambul, Turquía.

“Nuestra inteligencia reportó posibles provocaciones por parte de los ocupantes en las rutas de los corredores humanitarios. Por lo tanto, por razones de seguridad pública, hoy no abrimos corredores humanitarios”, explicó la viceprimera ministra Iryna Vereshchuk.

Horas antes de este anuncio, la misma ministra había celebrado que al menos 1.100 personas lograron escapar de las regiones prorrusas, Donetsk y Lugansk, hacia regiones controladas por el Gobierno ucraniano a través de dos corredores humanitarios. Ante el éxito de la operación, el Ejecutivo decidió comprometerse a lograr habilitar varias rutas de evacuación para la sitiada ciudad de Mariúpol, y la instalación de nuevas vías de escape para la ciudad de Sumi.

Sin embargo, los recientes ataques en esas zonas hicieron temer a Kiev de que las fuerzas rusas no respeten el alto al fuego, para la evacuación de los civiles a zonas controladas por el ejército ucraniano.

Otros miles de civiles habrían sido deportados a Rusia

Hace ya una semana Kiev hizo oficial su denuncia contra Moscú, que acusa al Kremlin de cometer delitos contra la humanidad al desalojar a los civiles de la ciudad de Mariúpol, obligarles a tomar un autobús hacia la zona prorrusa del Donbás, para estar en “campos de filtración” y después ser trasladados por la fuerza a ciudades apartadas o económicamente deprimidas en la Federación Rusia.

Vereshchuk dijo que unas 40.000 personas habrían sido deportadas sin la coordinación con Kiev, una cifra significativamente mayor a la del último reporte, cuando sólo constaban unos 5.000 desplazados bajo estas mismas circunstancias. El desplazamiento de civiles, forzado por una nación agresora hacia su propio territorio, de acuerdo con la BBC, supone un “abuso de los derechos humanos reconocido internacionalmente”. A todas estas, Rusia ha negado que esté sacando personas de Ucrania contra su voluntad.

En este sentido, Mariúpol ha sido una ciudad de la que pocos civiles han podido huir, debido a que las tropas rusas permanecen sitiadas para lograr el control de este punto, que goza de una gran ventaja estratégica al poder conectar por tierra la península de Crimea con las provincias prorrusas al este de Ucrania.

Alrededor de 5.000 residentes de Mariúpol estarían siendo albergados en un refugio en Bezimenne, al este de la ciudad, controlado por los rusos. De acuerdo con reportes de varios medios internacionales, se trataría de uno de los famosos centros de filtraje, desde donde los ciudadanos serían trasladados hasta Rusia con la ayuda del Ministerio de Emergencias ruso. @mundiario

Ucrania frena las evacuaciones de civiles ante las “provocaciones” rusas
Comentarios