Vivir ya no es una aventura, es sobrevivir al tiempo

Sobrevivir al tiempo. / Maribel Zamudio
Sobrevivir al tiempo. / Maribel Zamudio

Envejecer, inesperadamente... irremediablemente. Dormirse una vida entera. Perderse, evadirse, detener el tiempo. ¿Será la crisis de los cuarenta? ¿Será que David Bowie se ha ido al cielo?

Vivir ya no es una aventura, es sobrevivir al tiempo

¿Será la crisis de los cuarenta? ¿Será que David Bowie se ha ido al cielo? Me estoy haciendo mayor y vivir ya no es una aventura, es sobrevivir al tiempo.

Envejecer, inesperadamente… irremediablemente. Dormirse una vida entera. Perderse, evadirse sólo un momento. No sé de dónde, ni quién es esa mujer que me mira insistentemente en el espejo.

Perderse en un lago encantado. Atravesarlo de puntillas de la mano de Morfeo. Regresar de la isla de playas blancas, de olas turbias y piratas feos, muy feos.

Ver llover. Llueve de nuevo. Callar risas, sueños, noches y minutos eternos. Dejarse mecer por los rayos del sol, por quimeras y murmullos hechiceros.

Esconderse. Desaparecer. Acelerar el paso para escapar del ruido; saltar de charco en charco para no perder el equilibrio. Reinventarse, detener el tiempo. Recuperar lo perdido. Recordar dónde está mi casa, mi alma. Escuchar mi voz. Vivir lo no vivido.

Reconstruir. Buscar mi entrada al paraíso. Saber quién se la ha quedado, en dónde la habré perdido. Sí se la llevó el viento o la dejé en algún bolsillo.

Suspirar, no soñar. No existir, ni aquí, ni ahora ¡ni nunca! Perder lo que creía aprendido. Atrapar una vida. Curarse de tanto olvido.

Vivir ya no es una aventura, es sobrevivir al tiempo
Comentarios