Buscar

MUNDIARIO

Sanitarios de atención primaria desbordados por el auge del coronavirus

El coronavirus está en el ambiente, la llegada de otoño asoma situaciones más complejas, como la advertencia que ha lanzado la Organización Mundial de la Salud, de que octubre y noviembre registrarán mayor número de fallecimientos en Europa.

Sanitarios de atención primaria desbordados por el auge del coronavirus
Un hospital en Euskadi. / Pexel
Un hospital en Euskadi. / Pexel

Maira Perozo

Periodista.

Tras el levantamiento del estado de alarma y con ello la reducción en el número de contagios, todo parecía indicar el desahogo de los hospitales y por ende que los centros de atención primaria atendieran la inmediatez de uno que otro caso, y la rutina de sus consultas.

No obstante, dos meses después, la situación de la primaria se encuentra desbordada por la pandemia que no cede terreno en España.


Quizá te pueda interesar

¿Por qué la OMS vaticina el aumento de muertes por coronavirus en octubre y noviembre?


Díaz Ayuso atribuye el auge de nuevos contagios a los inmigrantes de Madrid


España acumula 9.437 nuevos contagios y ya supera los 30.000 fallecidos, según Sanidad


Salvador Tranche, presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, destaca que todo el mundo estuvo de acuerdo: "economistas de la salud, gestores y salubristas coincidían en que había que apostar por la atención primaria. Y en septiembre comprobamos que esos recursos son muy escasos y tras el cansancio acumulado empieza el nivel de crispación evidente".

El mayor peso recae en los médicos de Madrid, Cataluña, País Vasco o Aragón, sitiadas por el aumento de los contagios. “Bien, bien no hay comunidad autónoma que lo esté haciendo. Si atención primaria, que es la base del sistema, no tiene las plantillas necesarias, por muchos hospitales y UCI que se monten esto no sale adelante”, expone a El País Vicente Matas, vocal de Atención Primaria en la Organización Médica Colegial.

Ahora bien, como el coronavirus está en el ambiente, la llegada de otoño asoma situaciones más complejas, como la advertencia que ha lanzado la Organización Mundial de la Salud, de que octubre y noviembre registrarán mayor número de fallecimientos en Europa a causa del virus; España no escapará.

Al respecto, los especialistas coinciden que el otoño es difícil de prever porque el escenario es cambiante, pero en el hemisferio sur la incidencia de los procesos gripales ha sido menor por las mascarillas y el lavado de manos.

En España, el nivel de la medicina primaria ha mermado, de hecho, siempre ha estado al final de la lista en las prioridades del Sistema Nacional de Salud. Según informes recientes del Ministerio de Sanidad, la inversión pública ha caído 388 millones en una década (de 10.775 millones en 2009 a 10.387 en 2018), según datos del Ministerio de Sanidad. En España, por cada mil habitantes hay una media de 0,77 médicos de cabecera, cuando la europea es del 0,9. La presencia de estos facultativos oscila entre el 1,11 de Castilla y León y el 0,62 de Baleares o el 0,68 de Madrid, ambas las más rezagadas del país.

De esta manera, con un mínimo de plantillas, por las vacaciones de verano y las bajas, sin cubrir desde hace años, los médicos de cabecera tienen ahora que compaginar las labores de rastreo y vigilancia de infectados por la Covid-19 con todas sus consultas, incluidas las acumuladas durante el estado de alarma, aunado a la atención en las residencias y ahora el cole de vuelta a sus cursos. @mundiario