Los Reyes Magos nos dejan de regalo un año más un repunte en la tasa gripal

Sanidad aconseja vacunarse de gripe ante un mayor riesgo de hospitalización
Sanidad aconseja vacunarse de gripe ante un mayor riesgo de hospitalización.

Sanidad aconseja vacunarse ante un mayor riesgo de hospitalización. La vacunación anual contra la influenza es la mejor manera de disminuir infectarse y de diseminar el virus.

Los Reyes Magos nos dejan de regalo un año más un repunte en la tasa gripal

Uno año más, la circulación del virus “influenza” se hace notar y la actividad gripal ha cambiado en España después de las fiestas de Navidad, concretamente con la marcha de SS.MM los Reyes Magos, según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III. La tasa de afectados ha aumentado un 165%.

El informe de la semana del 30 de diciembre al 5 de enero muestra una tasa de 92,07 casos por cada 100.000 habitantes, un 85 por ciento más que los 49,74 de la semana anterior (del 23 al 29 de diciembre) y casi el triple (165%) de los 34,74 que se registraron en la semana del 16 al 22 de diciembre. Además, por primera vez se supera el umbral basal que se había fijado para esta temporada, los 58,46 casos por 100.000 habitantes, que ya superan siete comunidades.

País Vasco es la región que más casos ha registrado, seguida de Navarra, Asturias, Castilla y León, Extremadura y Castilla-La Mancha. Por debajo de la media se sitúan La Rioja, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Cantabria, Andalucía, Melilla, Madrid y Baleares, mientras que de Canarias, Galicia, Murcia y Ceuta no se especifican datos. Según los datos obtenidos, la tasa de incidencia ha aumentado en los mayores de 14 años y en mayores de 64.

¿Por qué la gente debería vacunarse contra la influenza?

La influenza es una enfermedad grave que puede llevar a la hospitalización y, en ciertas ocasiones, incluso provocar la muerte. Cada temporada de influenza es diferente y la infección por el virus de la influenza puede afectar a las personas de diferentes maneras. Incluso las personas sanas pueden enfermarse gravemente a causa de la influenza y contagiar a otros el virus. Durante una temporada de influenza normal, aproximadamente el 90 por ciento de las muertes se produce en personas de 65 en adelante.

Una vacuna anual contra la influenza estacional  es la mejor manera de disminuir las posibilidades de contraer la gripe y de diseminar el virus. Mientras más personas se vacunen contra la influenza, menos podrá propagarse el virus a través de esa comunidad.

Evitar la gripe con la vacunación

Recordemos que cada año, la gripe provoca en España cerca de 12 millones de infecciones, de las cuales unos 4 millones de casos, el 10% del total de la población española, requiere atención médica, 40.000 acaban hospitalizados y 3.000 personas fallecen 1. Aproximadamente, el 25% de los procesos respiratorios febriles agudos se deben al virus de la gripe 2. Y aunque la mayor incidencia se produce en las personas de 5  a 19 años, las complicaciones y la letalidad son bajas en este grupo de edad y se concentran en las personas mayores de 50 años (el 90 % de los fallecimientos por complicaciones respiratorias se producen en los mayores de 65 años)3,4.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que agrupa la gran mayoría de los microbiólogos clínicos y especialistas en enfermedades infecciosas españoles, recuerda la importancia de vacunarse de la gripe estacional todos los años. Es fundamental concienciar a la población sobre la importancia de la vacunación ya que en España más de un 70% de los pacientes hospitalizados por un cuadro grave de gripe no fueron vacunados, por lo que al bajar este porcentaje, sobre todo en los grupos que presentan mayor riesgo, cobra mucha relevancia.

Existen tres tipos de virus gripales: A, B y C. Los más importantes son los tipos A y B, ya que el C es causa tan sólo de casos esporádicos. La transmisión del virus se produce fundamentalmente a través de gotitas que son originadas al hablar, toser o estornudar por la persona enferma y que alcanzan a una persona sin gripe pero capaz de padecerla. Estas gotitas también pueden depositarse en las superficies y llegar a las personas susceptibles a través de las manos contaminadas.

Y si con todo lo dicho algún lector encuentra como barrera disuasoria el copago que tendrá que realizar por la administración de la vacuna antigripal, no se preocupe porque hasta la fecha es de los pocos recursos que quedan en la sanidad pública que no tienen una tasa directa en el bolsillo del contribuyente… ¡ Pero no se demore, por si acaso !

Bibliografía
1 .Salleras Sanmartí L. Vacunaciones Preventivas. Principios y Aplicaciones. Editorial Masson  S.A ., Barcelona 1998:344-345.
2. Romero J, Rubio M, Corta! O, Pacheco S, Agudo E, Picazo J. Estudio de las infecciones respiratórias extrahospitalarias. Enfer Infec Microbiol Clin 1997;15:289-298.
3 .CDC. Advisory Commitee on Inmunization Practices (ACIP). Recommendations . Prevention and control of influenza . MMWR 2003;52:1-34
4. Salleras L. Impacto sanitario y económico de la vacunación antigripal inactivada. Vacunas 2002;3(Supl 1):38-46.

 

Los Reyes Magos nos dejan de regalo un año más un repunte en la tasa gripal
Comentarios