Los recortes amenazan la continuidad de muchos mayores en residencias

Personas mayores en un banco. / CSIC
Personas mayores en un banco. / CSIC

Trabajadores sociales alertan de que los recortes obligarán a dependientes a dejar las residencias y piden a la Xunta que aumente las prestaciones. El problema se centra en las residencias privadas.

Los recortes amenazan la continuidad de muchos mayores en residencias

Trabajadores sociales de Galicia alertan de que los recortes obligarán a dependientes a dejar las residencias y piden a la Xunta que aumente las prestaciones.

Malos tiempos para los mayores. Trabajadores sociales de Galicia han respondido a las cartas que desde la Consellería do Benestar se están enviando a los usuarios de residencias de mayores, en las que se informa sobre un fuerte recorte en las ayudas -derivado de las reformas del Gobierno central- que afectará a miles de dependientes gallegos.

El Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia teme que habrá perceptores cuyas familias ya no puedan seguir costeando las residencias en el caso de que se trate de centros privados, y deberán abandonar el servicio.

El sistema público no está preparado para absorber al colectivo que abandone los centros privados, según los trabajadores sociales. "Nas cidades son inviables as prazas públicas. En cinco anos non conseguín ningunha praza pública para un usuario de Negreira nin na área de Santiago nin na da Coruña, o único en Ferrol", explica en el diario La Voz de Galicia la presidenta del colegio, Marta Capeáns, quien insiste en que hay listas de espera de años para los centros públicos.

Las residencias privadas serán las principales afectadas por estos cambios, porque en las públicas el coste del servicio se aplica en base a la pensión del dependiente.

Los recortes amenazan la continuidad de muchos mayores en residencias
Comentarios