El papa Francisco y las divisiones que afronta

333343
Papa Francisco. / Flickr.

La figura del Papa ha sido cuestionada en muchas ocasiones, pero jamás había ocurrido por parte de algún creyente y mucho menos dentro de la ciudad que él preside, sin embargo parece que esto ha cambiado.

El papa Francisco y las divisiones que afronta

La cabeza visible de la Iglesia Católica, el santo padre, el vicario de Cristo o el sucesor de Pedro, es una de las figuras más importantes del mundo, quien ocupe el lugar del papa recibe el honor de representar a miles de creyentes en mundo, es tratado como un jefe de Estado, es venerado, respetado, amado y es conocido como Su santidad. En pocas palabras es un soberano, de un reino pequeño pero muy poderoso, que porta la interesante cualidad de ser elegido por los ciervos que más lo veneran.

El actual papa es Francisco, fue proclamado como tal en el año 2013, luego de la renuncia de Benedicto XVI, y desde su elección ha sido un hombre que ha tratado de reformar una institución que lleva siglos siendo la misma. El verdadero nombre del papa es el de Jorge Mario Bergolio y es argentino, lo que le convierte en el primer santo padre proveniente del ‘nuevo mundo’.

Francisco se ha caracterizado por ser un hombre inteligente, bondadoso pero fuerte en sus decisiones, ha tenido ideas que pueden renovar el sentido y la dirección de la Iglesia. Cuando fue proclamado eligió vivir en la Casa de Santa Marta, un lugar que tiene sus pequeños lujos, pero nada comparado con el Palacio Apostólico que había sido la residencia oficial de los papas hasta ahora. La decisión del papa Francisco fue la primera declaración de sus intenciones, menos palabras y más acciones.

Esto enseñó inmediatamente al mundo que su labor sería mostrar un lado más humilde y que enfrentaría algunas tradiciones para que la Iglesia que tanto ama pueda continuar caminando hacia el futuro. El papa ha elegido abogar por los refugiados, también ha expresado su deseo de dar comunión a los divorciados, ha abrazado a la tecnología, se transporta en un vehículo distinto al establecido, porta su propio maletín, no termina de sentirse cómodo cuando alguien se arrodilla ante él, prefiere el trato afectuoso por el que son conocidos los latinoamericanos a el trato más respetuoso y elegante con el que debe de ser recibido, ha expresado su opinión con respecto a la comunidad gay, al cambio climático, cree en la teoría del Big Bang, fijó una dura posición en contra de los pedófilos… en definitiva el papa Francisco es el santo padre más atípico que ha existido.

436346

Santa Sede. / Iglesiacatólica

Y esto no ha sido del agrado de mucho de sus cardenales, o eso es lo que apuntan distintas teorías, que han surgido a partir de la aparición de ciertos ataques en contra del papa dentro de Roma. La BBC reseñaba que a principios de mes aparecieron unos carteles en los que cuestionaban la figura de Francisco, en los mismo mostraban la figura del papa de una manera sombría y colocaban un par de quejas en su contra.

Por si esto no fuera suficiente provocación, apareció una falsa portada en el periódico del Vaticano, llamado L’Osservatore Romano, en el cual se burlaban directamente del santo padre; la misma llego a los correos de varios cardenales

Esto representa un insulto al Papa dentro de su propia casa, sus límites, el lugar en el que debe ser el más respetado, y lo peor es que mucho de esto puede apuntar a que es obra de sus propios cardenales. Las acciones y posiciones más ‘suaves’ que ha tomado el papa con respecto a diversos temas ha molestado a algunos cardenales que son fieles defensores de las tradiciones más antiquísimas y pertenecen a un sector más conservador dentro de la Iglesia Católica.

Uno de los más señalados ha sido Raymond Burke, un cardenal estadounidense fiel a las viejas costumbres, las cuales promueve a capa y espada para mantener los más de 2.000 años que ha tenido la Iglesia Católica en pie. Sin embargo, no existen pruebas de esto, y aún no se sabe qué acciones tome la Iglesia, pero es preocupante observar de primera mano las divisiones internas que está teniendo la Santa Sede, una institución que promueve constantemente la unidad.

Por su parte, el papa se encuentra al tanto de todo, y es seguro que vigilará la situación de cerca, midiendo con inteligencia que acciones debe tomar para poder mantener a su hogar en pie, y por lo tanto a los millones de católicos que se encuentran en el mundo.

El papa Francisco y las divisiones que afronta
Comentarios