En palabras de Saramago, hay un Gobierno de ciegos que pueden ver, pero no miran

El presidente Mariano Rajoy.
El presidente Mariano Rajoy.

El Gobierno de Mariano Rajoy se identifica más con la mirada cortoplacista y especuladora de las empresas que gestionan las autopistas que con el sufrimiento de su pueblo.

En palabras de Saramago, hay un Gobierno de ciegos que pueden ver, pero no miran

El Gobierno de Mariano Rajoy se identifica más con la mirada cortoplacista y especuladora de las empresas que gestionan las autopistas que con el sufrimiento de su pueblo.

 

Cada viernes por la tarde, un grupo de [email protected] reparte alimentos en una oficina cercana a mi casa. Hace mucho tiempo que lo hacen, pero hasta hace poco, ésta actividad había pasado desapercibida para la mayoría de [email protected]  Mientras a [email protected] que pasamos por allí cuando vemos esta imagen se nos entristecen los ojos,  y un ejército de hormigas recorren nuestro cuerpo  carcomiéndonos de rabia y dolor, [email protected] que allí esperan, para no ser [email protected] , esconden su cabeza bajo el cuello del jersey, o desvían la mirada. El escenario ha cambiado, y cada viernes la cola es más larga, ahora no sólo provienen de sectores considerados habitualmente como marginales, sino que cada día son más a [email protected] que les “ponemos cara”, que viven en nuestro edificio, o que hasta hace poco tomaban café en el mismo bar que [email protected]

En un país en el que más de 4 millones de personas sufren pobreza energética, que es subcampeón de Europa en pobreza infantil, sólo superado por Rumanía; en el que los Bancos de Alimentos aseguran un día sí y otro también estar desbordados ; donde muchos de nuestros mayores  sobreviven con pensiones ínfimas, que sólo les alcanzan para la lista de la compra de mediados de mes…miramos a nuestro Gobierno suplicando soluciones, y sólo obtenemos de [email protected]  indiferencia, y descalificaciones, como la del Ministro de Hacienda a Cáritas, a la que por poco le pide que entregue las armas cuando presentó su informe sobre pobreza infantil. Un Gobierno que “tira por la borda” todas aquellas iniciativas presentadas en el Parlamento para paliar o mitigar los efectos de la pobreza energética, mientras abraza a las grandes compañías eléctricas, que sube el IVA de productos de primera necesidad, que no es capaz de frenar la sangría del paro, que recorta las ayudas sociales…

Uno podría pensar que Rajoy y su séquito tienen un serio problema de visión política y económica , pero he llegado a la conclusión de que no se puede ser tan torpes, que la grave enfermedad de este Gobierno no es otra que su falta de sensibilidad y de empatía, de ponerse en el lugar de los padres y madres que deben escoger entre comprar comida, o el material escolar de sus [email protected];  de [email protected] [email protected] que dejan de tomar su medicación porque no pueden pagarla; del niñ@ que se marea en el colegio porque en su casa hoy no había nada para desayunar; de [email protected] que pierden su casa por no poder hacer frente a la hipoteca; de los [email protected] que hacen cola a las puertas de las oficinas de empleo…

Y es que nuestro Gobierno se identifica más con la mirada cortoplacista y especuladora de las empresas que gestionan las autopistas, que con el sufrimiento de su pueblo. Por eso a las primeras las rescata, y al segundo le da la espalda.

En palabras de Saramago, tenemos un Gobierno “de  ciegos que pueden ver,  pero no miran”.

En palabras de Saramago, hay un Gobierno de ciegos que pueden ver, pero no miran
Comentarios