Buscar

Cómo ocurrió el tiroteo que dejó 17 muertos en la escuela secundaria de Florida

La escuela Marjory Stoneman Douglas fue el centro de las noticas el 14 de febrero luego de que se reportara un tiroteo perpetrado por un exalumno que dejó a varios muertos y heridos.

Cómo ocurrió el tiroteo que dejó 17 muertos en la escuela secundaria de Florida
Tiroteo de Florida. / Captura.
Tiroteo de Florida. / Captura.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El 14 de febrero del 2018 será recordado como un día sangriento y muy triste gracias al tiroteo perpetrado en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Florida. Faltaban pocas horas para que terminara el último curso de ese día cuando de repente sonó la alarma y casi enseguida se escucharon disparos que los jóvenes confundieron con fuegos artificiales, no pasó mucho hasta que notaron lo que eran realmente.

Nikolas Cruz, exalumno de la escuela de 19 años, llegó a la escuela armado con un fusil de asalto del tipo AR-15 y muchas municiones dispuesto a atacar a todo aquel que se interpusiera en su camino. El tiroteo selló la vida de 17 inocentes y decenas de heridos.

 

Cuando la alarma de incendio sonó, gran parte de los profesores se disponían a sacar a sus alumnos, cuando notaron que realmente era un “código rojo”, por lo que se encerraron en los salones hasta que la ayuda llegara. Algunos permanecieron escondidos por más de 40 minutos temerosos de que fueran las próximas víctimas.

Al confirmarse los 17 fallecidos, también se confirma que este es el octavo tiroteo más letal de EE UU y el segundo en víctimas fatales tras el tiroteo de la secundaria Sandy Hook de 2012, que tuvo un saldo de 26 muertos.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Hasta ahora, la policía cree que fue el propio Cruz quien activó la alarma de incendio a las 15 horas de la hora local para causar confusión y hacer que las personas salieran en estampida de las aulas para empezar a disparar. El tiroteo comenzó fuera de la escuela y casi enseguida las autoridades comenzaron con un despliegue de seguridad por toda la zona.

La zona está llena de agentes con armas largas, bomberos, paramédicos y periodistas. Ambulancias, carros especiales, vehículos blindados y los helicópteros de los medios también formaron parte de la escena.

 

Mientras el autor del tiroteo seguía suelto, los medios mostraban la evacuación de los alumnos que salían en fila tomados por los hombros y custodiados por agentes. Los policías con fusiles y chalecos pedían a los miembros de la escuela –entre profesores, personal administrativo y alumnos- que salieran con las manos en alto mientras sus caras atemorizadas daban la vuelta al mundo. Los heridos eran trasladados en camilla y minutos después, se vio como los agentes detenían a Cruz.

Nikolas Cruz

De 19 años, el joven había sido expulsado de la escuela por cuestiones disciplinarias y no se opuso cuando fue arrestado por los agentes. Los docentes del centro conocían a Cruz y no precisamente por sus calificaciones, sino por su conducta violenta y actitud conflictiva. Al parecer el joven poseía entrenamiento militar y según las declaraciones de sus excompañeros, solía intimidarlos mostrando armas dentro del recinto.

 

El exestudiante era considerado como una amenaza por el centro y no se le permitía su entrada de ninguna forma, e incluso, se les había pedido a los docentes alertar enseguida si llegaban a verle por las instalaciones.

Everytwon for Gun Safety presentó un estudio en donde demostró que este sería el décimo octavo tiroteo que se registra dentro, a las afueras o cerca de un centro estudiantil de EE UU en lo que va del 2018@mundiario