Obdulio, crítico de cine

Robótica. / Popular Science
Los protagonistas de "Te entrego mi chip". / Popular Science

Mi amigo del alma vio hace poco una película que lo ha impresionado mucho. Tanto, que ha decidido compartir sus opiniones con los lectores de MUNDIARIO. Como si a alguien le importaran.

Obdulio, crítico de cine

Te entrego mi chip es uno de esos filmes que uno no puede dejar de ver. La dirección es excelente; la fotografía, audaz e innovadora y la música, inolvidable. Lo único que deja un poco que desear es la actuación, un tanto afectada y robótica. Pero eso se explica porque los personajes principales son dos robots.

El argumento del filme describe la relación entre los dos androides protagonistas, quienes se conocen en una red social y comienzan una amistad. Poco a poco el sentimiento se transforma en cariño y más tarde en amor. No hay celos, ni conflictos, ni rencores, ni infidelidad entre los dos seres. ¡Como si fueran robots…!

Así transcurren días, semanas y meses. Todas las noches a la misma hora, los dos entes se conectan y chatean online durante diecisiete minutos, lo estrictamente necesario para intercambiar impresiones sobre la jornada y anunciar sus planes para el día siguiente, que son los mismos que los del día anterior. Al final del chat, los dos artilugios se despiden con un “te amo” metálico que llega al corazón del público. Esa escena se repite 364 veces.

Cuando se acerca el primer aniversario de la relación, los dos protagonistas deciden que es hora de conocerse personalmente. Pero, llegado el día del encuentro, uno de ellos no acude a la cita. El otro robot espera 59 minutos y 59 segundos y entonces… se marcha. Ahí termina el filme. ¡Qué emoción! De más está decir que se me aguaron los ojos cuando lo vi alejarse con su paso lento y mecánico.

No queda claro qué le ocurrió al robot ausente, aunque hay una breve escena al final de los créditos en que se le ve construyendo una alta cerca en el desierto, junto a un confuso cartel que reza: $5 BILLION NEEDED TO FINISH THIS WALL (en español, Se necesitan $5 mil millones para terminar este muro). Supongo que el enigma se aclare en la segunda parte, que se comenzará a rodar en los próximos meses.

En resumen, Te entrego mi chip es un filme como no he visto en la última década. En realidad, es el único que he visto en la última década, pero eso no viene al caso.

Estoy seguro que recibirá la nominación unánime como mejor película del año. @mundiario

Obdulio, crítico de cine