Una mujer es condenada por quejarse en televisión de los ruidos sexuales de su vecina

Una pareja. / RR SS.
Una pareja. / RR SS.
Una mujer es condenada por quejarse en televisión de los ruidos sexuales de su vecina

Antes de quejarte en público de los ruidos sexuales de tus vecinos lee esto: una mujer ha sido condenada por airear las intimidades de su vecina en televisión. La Audiencia Provincial de Salamanca ha sentenciado que RTVE (que emitió el reportaje) y la autora de las quejas tendrán que pagar 10.000 euros de multa por "intromisión ilegítima" en el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de la afectada.

De acuerdo con la resolución, en la pieza de 10 minutos, que fue emitida en el programa La Mañana, el 8 de marzo de 2017, "se afirmaba que una chica de Salamanca fue multada por superar los decibelios permitidos, manifestando la periodista que lo curioso del caso es que el ruido provenía de la cama de la vecina de arriba, actividad nocturna de la referida chica que provocaba que cayeran cosas de la estantería de la denunciante".

La protagonista declaró ante las cámaras que su domicilio tenía grietas por "los meneos que pegan los de arriba”, recordó con detalle las expresiones que había escuchado (la periodista que conducía el reportaje tuvo que recordarle que estaban en horario infantil) e incluso llegó a insinuar que la vecina se dedicaba a la prostitución.

Ni relevancia pública, ni interés general, ni libertad de expresión

Ahora, la Audiencia Provincial de Salamanca ha concluido que la emisión de dicha pieza no solo no tenía ninguna relevancia pública o interés general, sino que excedía el derecho a la libertad de expresión y de información y vulneraba los derechos de la vecina “ruidosa”.

“Los ruidos que una persona haga en su casa", sostienen los magistrados, pueden molestar a otros vecinos, pero "esos comportamientos pertenecen a la vida privada de las personas, de modo que, en principio, y salvo prueba en contrario, aquí inexistente, carecen de la necesaria relevancia pública como para llevar a cabo su publicación en un medio de comunicación". La sentencia destaca que el tema en cuestión responde a una materia propia de las relaciones de vecindad, por lo que se entiende que solo puede tener trascendencia para vecinos concretos, a menos que se demuestre lo contrario. “No alcanza a ver esta sala cómo los ruidos en la vivienda de una vecina, o en una de sus habitaciones en concreto, como el dormitorio, pueden constituir una materia de relevancia pública o de interés general”, añaden.


Quizás también te interese: 

Un hombre pierde la herencia de su difunta esposa por romper una promesa: no irse con otra


 

La noticia, además, no alcanza a una persona que ejerza un cargo público o una profesión de notoriedad pública, sino a una persona particular y privada. En ese sentido, el tribunal ha concluido que en el reportaje transmitido en televisión se dan muchas pistas que podían desvelar la identidad de la vecina “ruidosa”: en la pieza se muestra el barrio, el nombre de la calle, el portal y hasta la puerta de su domicilio. Lo que agrava la intromisión en la intimidad y el honor de la mujer perjudicada.

Así, el máximo órgano judicial de Salamanca condena a la autora de las quejas y a RTVE a pagar 10.000 euros por los daños y perjuicios ocasionados; a responder por las costas del proceso en primera instancia, a leer el fallo de la sentencia en el programa en el que se emitió el reportaje, en uno análogo o en el informativo de máxima audiencia, y a costear la publicación de la resolución judicial en un periódico local. @mundiario

Una mujer es condenada por quejarse en televisión de los ruidos sexuales de su vecina
Comentarios