Muere Silvia, la joven que entró en coma tras una triple cirugía estética

Un Hospital de España. /Pixabay
Un Hospital de España. /Pixabay

La mujer de 34 años no ha podido sobrevivir a los efectos de la grave infección bacteriana que sufrió después de una operación y por la que estuvo en UCI por tres meses.

Muere Silvia, la joven que entró en coma tras una triple cirugía estética

Silvia Idalia Serrano, la joven de 34 años que había pasado tres meses en coma tras someterse a una triple operación de cirugía estética en una clínica de Madrid, ha fallecido este fin de semana según informaron sus familiares a la prensa. La paciente había mejorado su condición e incluso había logrado salir del coma inducido, pero no ha podido superar los efectos de la grave infección que sufrió a su salida del quirófano.

La mujer se sometió el 29 de abril a una triple cirugía estética a cargo de la clínica CEME en Madrid, de la que fue dada de alta hasta que tuvo que acudir tres veces a urgencias debido a que sufría varios síntomas como fiebre, dolores, mareos, vómitos o desmayos. Días después, el 6 de mayo fue ingresada “prácticamente muerta” a la UCI del hospital madrileño de La Paz debido al schock séptico que sufrió debido a una fuerte infección.

A su llegada al centro sanitario la infección se había esparcido y afectado a varios tejidos y órganos de Silvia. Los familiares apuntaron a un presunto caso de negligencia pese a que la clínica informara que de haber desarrollado una infección bacteriana debió haber sido fuera del quirófano. Cuando se presentaron los síntomas, el cirujano aseguró que todo estaba “dentro de la normalidad”, pese a los intensos dolores que sufría la joven. Silvia fue sometida a un coma inducido por tres meses, hasta que comenzó a mejorar y logró despertar.

La clínica CEME detalló en un informe médico que la paciente habría sufrido una complicación infecciosa llamada fascitis necrotizante, una situación que es “excepcional” en las operaciones de cirugía estética y que las bacterias presentes “no son de adquisición hospitalaria ni transmitidas a partir de personal o el entorno sanitario, sino procedentes de la microbiota (microorganismos en el cuerpo) de la paciente”.

Avanza a investigación judicial

Los familiares de Silvia denunciaron a la CEME por un delito de lesiones por imprudencia grave, y el caso se encuentra actualmente bajo investigación por el Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid. Por este mismo delito se ha imputado al cirujano que participó en la operación y a otro médico involucrado en el caso.

La abogada que representa a la familia de Silvia ha indicado que “ahora más que nunca” deben llevarse pesquisas indagatorias sobre las actuaciones de la clínica, tras conocerse decenas de casos similares a los de la paciente en los que otras mujeres resultaron víctimas tras una operación. “Consideramos que son demasiadas coincidencias con consecuencias fatales”, ha apuntado la letrada a los medios.

Las declaraciones de la abogada apuntan a una investigación centrada en los cuidados y procesos que se realizan en el posoperatorio, “no tanto lo ocurrido en el quirófano”, por lo que el juez deberá determinar si hubo mala praxis en esa etapa. La familia alega que si se hubiera detectado la infección a tiempo se pudo haber evitado la muerte de Silvia, pero la estética ha rechazado fallas en el proceso, según El Español. @mundiario

Muere Silvia, la joven que entró en coma tras una triple cirugía estética
Comentarios