Una misteriosa enfermedad similar a la demencia preocupa a los canadienses

Resonancia magnética. Pixabay.
Resonancia magnética. / Pixabay.
Los expertos han identificado 43 casos de un extraño trastorno cerebral que todavía no cuenta con un diagnóstico conocido. Seis de los enfermos han muerto.
Una misteriosa enfermedad similar a la demencia preocupa a los canadienses

Si creías que algo peor que el coronavirus no podría ocurrir este año, lamentamos darte esta noticia: una misteriosa enfermedad similar a la demencia ha comenzado a preocupar a los canadienses. Los expertos han identificado 43 casos de un extraño trastorno cerebral desconocido que ha terminado con la vida de seis personas de diferentes edades. 

Los sanitarios de New Brunswick, una de las Provincias Marítimas orientales del país, han alertado que durante la última media década decenas de residentes han desarrollado la extraña afección que incluye síntomas como pérdida de la memoria, cambios de comportamiento y alucinaciones, pero también desgaste muscular,  dolor y espasmos.

El probable primer caso de la enfermedad misteriosa fue informado en 2015, aunque no fue identificado sino hasta este año, cuando otros 40 casos sospechosos (seis en 2021) fueron registrados en los hospitales de la localidad.

Los expertos han alertado que, a primera vista, la condición  parece una enfermedad priónica, es decir, un trastorno neurológico causado por proteínas rebeldes que se acumulan en el cerebro y lo destruyen lentamente, de acuerdo con Gizmodo. Pero lo realmente extraño en estos casos es que los exámenes médicos no han encontrado ninguna evidencia de priones en los pacientes hasta ahora. Y algo más: de momento solo ha afectado a pacientes del noreste y sureste de New Brunswick.


Quizás también te interese: 

Un tercio de los enfermos con Covid presentan alguna enfermedad neurológica


 

Este último detalle ha llevado a la Agencia de Sanidad Pública de Canadá a alertar que podría tratarse de una enfermedad completamente nueva, provocada por una causa ambiental única en esas áreas, como la exposición a una toxina. Pero la realidad es que de momento no existen pistas concretas sobre el posible origen de la enfermedad o si es o no transmisible. 

“Es posible que las investigaciones en curso nos den la causa en una semana, o es posible que nos den la causa en un año”, ha dicho Brian Cashman, profesor de la facultad de medicina de la Universidad de Columbia Británica y uno de los investigadores involucrados en el estudio. “No hay un cronograma sensato que pueda proporcionar sobre cuándo tendremos una respuesta. Es simplemente algo que debe ser el centro de atención científica y lo más rápido posible”, añadía. "Necesitamos saber, tan pronto como sea posible, lo que está causando esta enfermedad". @mundiario 


 

Una misteriosa enfermedad similar a la demencia preocupa a los canadienses
Comentarios