La trama de corrupción y acoso sexual que tiñe al Miss Venezuela

Las reinas de belleza actuales. Organización Miss Venezuela.
Las reinas de belleza actuales. / Organización Miss Venezuela.

Desde las primeras semanas de marzo, en Venezuela, corre como pólvora el escándalo que tiñe a uno de los concursos de belleza más famosos del mundo, donde hablan de corrupción y de explotación sexual de las misses.

La trama de corrupción y acoso sexual que tiñe al Miss Venezuela

Cuando hablamos de Venezuela muchos pensarán en petróleo, mujeres bellas, Maduro y Chávez. En este artículo nos concentraremos en el tópico de las mujeres bellas puesto que desde principios de marzo la nación está viviendo un escándalo que puede ser tan importante como la crisis política y social que protagonizan los principales titulares de la prensa mundial.

Cuando hablamos del Miss Venezuela no solo hablamos de un concurso de belleza, hablamos de “un programa de becas” tal como dice una línea del famoso guion de Miss Congeniality, película protagonizada por Sandra Bullock en año 2000. Porque las mujeres que concursan en este importante evento no esperan solo ganar la corona, más que nada esperan establecer conexiones en Venevisión –uno de los canales más importantes de Venezuela- y empezar a ser conocidas en el mundo del espectáculo.

Cuando las misses terminan su ciclo en este importante evento, por lo general entran en una larga planilla de posibles animadoras, actrices, presentadoras, periodistas, modelos… que pueden ser llamadas en cualquier momento para ser la próxima Maite Delgado, Catherine Fulop, Viviana Gibelli, Chiquinquirá Delgado… todas son mujeres bien conocidas en el país caribeño y más allá, porque luego de salir del Miss Venezuela, emprendieron carreras sumamente importantes y exitosas sin necesidad de coronarse como las grandes ganadoras del certamen.

 

Así fue como, poco a poco, el concurso de belleza pasó de ser un simple evento a ser la catapulta para que las mujeres lograran ser las nuevas reinas de los canales venezolanos. Más allá de esto, luego de coleccionar tantas coronas a nivel internacional, el concurso también se fue convirtiendo en uno de los entretenimientos predilectos de los venezolanos, quienes por una noche se reúnen para ser testigos de la coronación de una nueva reina de belleza, olvidando sus problemas sociales, políticos y económicos.

Pero todo lo anterior se ha ido derrumbando desde que surgieran una serie de catástrofes en cadena que han culminado en la revelación de un secreto a voces: las misses eran un canje seguro para muchos personajes de poder que patrocinaban sus caras operaciones, peinados, vestidos y demás neceseres que tienen cabida en el mundo de la belleza a cambio de compañía o favores sexuales.… algo que muchos venezolanos han tachado como un “prostíbulo” en las redes sociales.

 

El inicio del fin…

El primer punto que llamó la atención de este escándalo fue la renuncia sorpresiva del “zar de la belleza” Osmel Sousa que tras 40 años de ser el cerebro del concurso anunció su retiro sin pompa ni gloria, dejando de asistir al homenaje que Venevisión hizo en su honor luego de anunciarse su renuncia.

Pasada esta primera tormenta, las cosas fueron empeorando estas últimas semanas cuando la Organización Cisneros, dueña del certamen y del canal de televisión Venevisión, anunció la suspensión del casting de las misses de forma “indefinida” hasta que esclarecieran los hechos, así como el cierre de la “casa rosada” -sede del evento- para determinar si su personal está involucrado en el escándalo.

Osmel Sousa, zar de la belleza. Organización Miss Venezuela.

Osmel Sousa, zar de la belleza. / Organización Miss Venezuela.

 

Pero esto solo ha sido la estocada final y la muestra de cómo una crisis política puede llegar a ensuciar todo lo que le rodea, incluso a un inofensivo concurso de belleza. Las principales muestras de este drama llegaron a finales del 2017 cuando el portal Efecto Cocuyo publicó distintos reportajes donde demostraban que las concursantes eran ofrecidas a los altos funcionarios del gobierno y empresarios que patrocinaban con dólares (que canjeaban por operaciones, vestidos, joyas…) su participación en el evento a cambio de favores sexuales.

¿Quiénes son las señaladas?

El escándalo ha salpicado a un sinnúmero de exmisses que al día de hoy son rostros muy conocidos del espectáculo. Claudia Suárez, primera finalista del Miss Venezuela en el 2006, fue señalada por la investigación de El País hace poco por el caso Andorra donde figura como partícipe del depósito de un millón de dólares en la banca privada de Andorra a nombre de unas compañías de Diego Salazar, primo del que fuera una de las manos más poderosas del chavismo, Rafael Ramírez. Al día de hoy, Salazar está preso en Caracas y Ramírez está fuera de Venezuela evitando ser encarcelado por el actual Gobierno de turno.

Otros famosos nombres que han salido mal parados son el de la Miss Universo Estefanía Fernández, conocida por haber logrado un doblete al ser coronada como reina universal por la otra venezolana Dayana Mendoza; y la exmiss Zoraya Villarreal, cuyos nombres están muy ligados a la Fundación Diego Salazar.

Estefanía Fernandez y Dayana Mendoza, ambas fueron Miss Universo en años consecutivos. Instagram.

Estefanía Fernández y Dayana Mendoza, ambas fueron Miss Universo en años consecutivos. / Instagram.

Débora Menicucci, exmiss Venezuela Mundo, es bien conocida por ser la esposa del presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno. Pero portal de El estímulo nos deja entrever una larga lista de exreinas de bellezas que, en su momento, llegaron a gozar de los favores de funcionarios allegados al Gobierno venezolano. Entre los nombres que adelantan destacan el de Miss Táchira 1996, Tatiana Irízar, expresentadora de Estrenos y estrellas de Venevisión; Miss Venezuela Internacional 1997, Daniela Kosán; Miss Anzoátegui 1997, Annarella Bono, exesposa de un edecán de Chávez; Miss Venezuela 2006, Ly Jonaitis, casada con otro edecán de Chávez; Miss Venezuela 2010, Vanessa Goncalves; Miss Venezuela 2011, Irene Esser; Miss Venezuela Internacional 2011, Blanca Aljibes Gallardo, comprometida con el cantante venezolano Víctor Drija de la serie Somos tú y yo; Miss Mérida 2013, Lesly Barrera, exnovia del actor Manuel ‘Coco’ Sosa -quien estuvo relacionado con María Gabriela Chávez y que actualmente está detenido por un desfalco a PDVSA-; Miss Venezuela Mundo 2016, Diana Croce García; y Miss Venezuela Mundo 2017, Ana Ugarte.

La corrupción ha terminado afectando a toda la sociedad

Lamentablemente esta es una fotografía que está viendo el mundo entero, de que se trata la descomposición, la quiebra moral de un país (..) Se refleja en este instante a través de una empresa que tantas satisfacciones nos dio a los venezolanos como es el Miss Venezuela”, lo resumió en pocas palabras Daniel Sarcos, conocido animador venezolano en su actual programa Un nuevo día que trasmite la cadena Telemundo. La opinión de este animador era muy importante porque, junto a Maite Delgado, fue durante años el animador del Miss Venezuela.

A su juicio, el presentador nunca llegó a ver este tipo de situaciones de cara, puede que haya escuchado rumores, pero nunca vio nada claro. En el mismo programa, Sarcos habló de la situación con otras dos reinas de belleza venezolanas, la Miss Universo Alicia Machado y la Miss Venezuela 2013 Migbelis Catellanos. En el programa, ambas presentaron las dos caras del concurso.

Me da mucha tristeza porque en mi caso… ha sido una organización que me formó como mujer”, apuntó Machado. “Durante mis años como miss, no vi al gobierno metido en el certamen. Si, de repente hubo dos o tres chicas en mi año que eran mayores de edad. Pero tenían tiempo en Caracas y ya tenían sus patrocinios”.

Para Machado, el único problema llegó por culpa del hijo del “innombrable” como llamó a Chávez en el programa, que según ella, la acosaba y la llamaba hasta que finalmente llegó a mudarse México definitivamente.

Keysi Sayago, Miss Venezuela 2016; y Sthefany Gutiérrez, Miss Venezuela 2017. Organización Miss Venezuela.

Keysi Sayago, Miss Venezuela 2016; y Sthefany Gutiérrez, Miss Venezuela 2017. / Organización Miss Venezuela.

 

Pero Castellanos dio una versión muy diferente de lo que ocurrió en su año. “Desde el momento que tú entras al Miss Venezuela, te dejan claro que si no tienes dinero, te va a costar mucho”, aseguró la miss que ahora reside en EE UU. Según expresó no llegaron a hacerle ningún planteamiento para “patrocinarla” de forma explícita, pero si le ofrecieron financiamiento de dudosa procedencia.

Castellanos fue más allá al mencionar al “zar de la belleza” Osmel Sousa y su participación en este tipo de tratos. “No tengo ningún buen recuerdo de él”, aseguró la reina de belleza.

Estas declaraciones se suman a las que ya muchas misses han hecho a lo largo de todo el mes de marzo en donde algunas han explotado alegando que no son las únicas "enchufadas" -término acuñado por los venezolanos para denominar a aquellas personas que se benefician de tratos corruptos con el Gobierno- y que hay una larga lista de mujeres que se han involucrado con ciertas persona de poder para poder avanzar dentro del concurso de belleza. 

Por su parte, los venezolanos se encuentran decepcionados porque, una vez más, la corrupción del país caribeño alcanza a un elemento que antes llegaba a unirlos y dejar los bandos a un lado, pero que ahora los vuelve a dividir. @mundiario

La trama de corrupción y acoso sexual que tiñe al Miss Venezuela
Comentarios