Incautan 11 kilos de ‘La Bomba’: la droga alucinógena en ositos de gominola

Las gominolas impregnadas con droga incautadas en Málaga. / Policía Nacional
Las gominolas impregnadas con droga incautadas en Málaga. / Policía Nacional

La Policía Nacional ha logrado la captura de siete personas involucradas en una trama de tráfico internacional de droga, que impregnaban en chucherías.

Incautan 11 kilos de ‘La Bomba’: la droga alucinógena en ositos de gominola

Una entrega de mercancía en dulces terminó siendo incautada por la Policía Nacional en Málaga, después de que se sospechara de que los sobres y paquetes donde se enviaron 11 kilos de ositos de gominola, estaban impregnados por una inmensa variedad de distintas sustancias psicotrópicas, entre las que se encontró una nueva droga que puede ser usada como sustituto al LSD.

Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la (UDEV) de la Comisaría de Torremolinos-Benálmádena, han logrado desarticular una banda dedicada al tráfico internacional de droga, que era enviada al extranjero a través de las empresas de envío de paquetes en España. Unas siete personas han sido detenidas por su presunta participación en el envío de golosinas impregnadas con estupefacientes, en la denominada “Operación América”.

Después de realizar una serie de registros en fincas, trasteros y locales ubicados en los municipios de Benalmádena, Cártama, Alhaurín el Grande y Málaga, la Policía incautó 11 kilos de ositos de goma con la droga 25N-NBOM, conocida como “La Bomba”, una sustancia estupefaciente equivalente al ácido o a la mezcalina, que produce efectos que pueden durar más de 12 horas en el cuerpo.

Además, se detectaron y confiscaron 3,7 kilos de sustancias psicotrópicas, dos kilos de marihuana, un kilo y 500 mililitros de sustancias de corte, así como 900 euros en efectivo, varias balanzas, una prensa, una empaquetadora, material para envíos, un vehículo y material informático.

Incautan varios kilos de droga

La operación se inició en el momento en el que se tuvo la sospecha de que un primer cargamento de sobres y paquetes contuviera droga. Las chuches iban a ser enviadas como una entrega común a través de una empresa de envíos con destino al extranjero, según señala la información ofrecida por las autoridades.  

Con la orden judicial en mano se procedió a la inspección del cargamento, por lo que los investigadores abrieron alrededor de 209 cartas y cajas, que contenían un total de 1.762 gramos de estupefacientes sellados en distintos formatos y disposiciones.

Más adelante en la investigación, se abordó una segunda entrega con características similares al primer cargamento, con exactamente los mismos formatos de cajas y sobres, pero con un mayor número, unas 252 en total que también contenían ositos de gominola. En esta oportunidad se lograron detectar casi dos kilos de sustancias tóxicas y psicotrópicas.

La mayor parte de la droga incautada, según explican los oficiales citados por medios de comunicación locales, serían sustancias derivadas de sustancias fiscalizadas como el MDMA (éxtasis) la cocaína o la mefedrona. Su composición química tendría ligeras diferencias que hacen que estas drogas sean consideradas como nuevas sustancias, por lo que no están documentadas dentro de la Convención Única de Estupefacientes.

Empresas y direcciones falsas

Las sospechas sobre los cargamentos de ositos iniciaron cuando se detectaron irregularidades en la documentación de los paquetes. Para dar la ilusión de una veracidad legal, la banda había insertado logotipos falsos de empresas ficticias en las cartas, los presuntos remitentes. Incluso los oficiales se percataron de que los logos tenían las direcciones de las empresas, que resultaron ser ubicaciones falseadas.

Las pesquisas también sugirieron que algunas de estas cartas fueron depositadas en distintos buzones públicos distribuidos por Benalmádena y Torremolinos, como si fueran sobres cualquiera totalmente comunes.

Material incautado en Málaga por narcotráfico en chuches en Málaga. / Policía Nacional
Material incautado en Málaga por narcotráfico en chuches en Málaga. / Policía Nacional

Por otro lado, los paquetes llevaban varias pegatinas de declaración del supuesto contenido en la aduana, pero la Policía detectó su falsificación e incluso determinó que estas fueron hechas en realidad con una impresora convencional, en lugar de una industrial.

 Entre las personas aprehendidas, se encuentra el presunto cabecilla del grupo estructurado de narcotráfico, un ciudadano británico domiciliado en Alhaurín el Grande, que se encargaba de hacer acopio de todos los materiales necesarios para realizar los envíos, y que coordinaba a varios colaboradores que se ocupaban de depositar la correspondencia en los buzones. Todos ellos han quedado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Torremolinos. @mundiario

Incautan 11 kilos de ‘La Bomba’: la droga alucinógena en ositos de gominola
Comentarios