Hong Kong vota para prohibir todas las ventas de marfil y frenar la caza de elefantes

Venta de marfil en Hong Kong- South China Morning Post
Venta de marfil en Hong Kong- South China Morning Post

Legisladores en Hong Kong votaron para prohibir todas las ventas de marfil en el territorio, un movimiento que los ambientalistas aclamaron como una medida definitiva para ayudar a frenar la caza furtiva de elefantes.

Hong Kong vota para prohibir todas las ventas de marfil y frenar la caza de elefantes

Las políticas representan un enorme avance en la lucha contra la caza furtiva de elefantes en África y en partes de Asia, donde los animales son sacrificados por sus colmillos. Los ecologistas estiman que más de 33,000 elefantes mueren cada año para ayudar a alimentar la demanda de marfil, que se ve como un símbolo de estatus en algunos países asiáticos.

A medida que los mercados se cierran alrededor del mundo, lugares como Hong Kong se han convertido en centros principales para productos que son ilícitos en otros lugares. Reuters observa que más del 90% de las personas que compran marfil en Hong Kong provienen de China continental.

El Consejo Legislativo de Hong Kong votó 49-4 para aprobar la nueva legislación, que pondrá fin a un comercio de 150 años en el producto animal y entrará en vigor en 2021, después de un período de gracia de varios años. Cuando se instituya, se prohibirá todo el comercio de marfil, cerrando las lagunas que anteriormente permitían la venta de marfil antiguo obtenido antes de los años setenta.

"Hoy es un gran día para los elefantes. Hong Kong siempre ha sido el corazón de la oscuridad del comercio de marfil", dijo en una declaración Alex Hofford, activista de Hong Kong para el grupo WildAid.

Es importante resaltar que, China uno de los mercados de marfil más grandes del mundo, cerró oficialmente su propio comercio nacional en el producto a fines del año pasado. En ese momento, WildAid calificó el movimiento como el "mayor paso individual hacia la reducción de la caza furtiva de elefantes".

Desde que el país anunció por primera vez que impondría una prohibición total en 2015, China ha visto una disminución del 80 por ciento en las incautaciones ilegales de marfil en la frontera. La medida también provocó que los precios legales del marfil caigan en más de un 65% en Hong Kong en los últimos dos años, señaló WildAid.

Países como Tailandia y Vietnam son ahora los mercados restantes más grandes para el comercio de marfil, y los funcionarios piden que se establezcan prohibiciones más amplias en todo el mundo.

"Este es un gran tributo al liderazgo de los legisladores y un fantástico esfuerzo de los grupos de la sociedad civil para impulsar la acción en este tema. Ahora debemos ver a todos los demás países cerrar las lagunas que aún permiten que el comercio ilegal de marfil continúe", dijo Erik Solheim, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, en un comunicado. @mundiario

Hong Kong vota para prohibir todas las ventas de marfil y frenar la caza de elefantes
Comentarios