Francia e Italia reconocieron los estudios de la vacuna de AstraZeneca

Vacuna de Astrazeneca. ccnull.de Marco Verch
Vacuna de Astrazeneca. ccnull.de Marco Verch
El presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro italiano, Mario Draghi, destacaron lo revelado por la Agencia Europea del Medicamento sobre la dosis de la farmacéutica. 
Francia e Italia reconocieron los estudios de la vacuna de AstraZeneca

La polémica por la vacuna de AstraZeneca sigue. El presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro italiano Mario Draghi saludaron las conclusiones iniciales emitidas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sobre la dosis de la farmacéutica británica para luchar contra la Covid-19. 

“Las declaraciones preliminares de hoy de la EMA son alentadoras”, señalaron en un comunicado difundido por la oficina de Draghi, que añadió que están dispuestos a reanudar las vacunaciones con la fórmula de AstraZeneca si la vacuna recibe el visto bueno del regulador comunitario.

En la víspera, la EMA aseguró este martes que “no hay pruebas” de supuestos efectos negativos de la vacuna desarrollada por el laboratorio británico y sigue “convencida” de sus beneficios.

“Seguimos firmemente convencidos de que los beneficios de la vacuna AstraZeneca en la prevención del covid-19, con su riesgo asociado de hospitalización y muerte, superan los riesgos sobre estos efectos secundarios”, dijo la directora ejecutiva del regulador europeo, Emer Cooke.


También puedes leer:

La vacuna de AstraZeneca genera duda entre los expertos


Cooke subrayó que no se dudará en tomar medidas si los expertos detectan en su investigación algún problema “que no pueda resolverse”, pero aclaró: “Tenemos que estudiar primero todos los hechos a fondo científicamente, se lo debemos a los ciudadanos europeos”.

“En la actualidad, no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones. No han aparecido en los ensayos clínicos y no se enumeran como efectos secundarios conocidos o esperados”, sentenció Cooke.

Por el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha terminado con sus estudios sobre la vacuna de AstraZeneca. Podría ser quien zanje con la polémica suscitada por este antígeno. 

Como se recuerda, varios países de la Unión Europea como Alemania España, Francia e Italia, suspendieron por precaución el uso de la vacuna AstraZeneca después que se señalaran problemas sanguíneos en personas vacunadas, como dificultades para coagular. @mundiario

Francia e Italia reconocieron los estudios de la vacuna de AstraZeneca
Comentarios