Las esperanzas de hallar vida en Marte se difuminan gracias a un nuevo estudio

Marte. RR SS.
Marte. / RR SS.

El posible rastro de agua que las sondas hallaron en años pasados pueden ser en realidad flujos de arena, dejando abierta la posibilidad de que el Planeta Rojo no sea un buen lugar para la vida humana.

Las esperanzas de hallar vida en Marte se difuminan gracias a un nuevo estudio

Estos últimos años los descubrimientos científicos-espaciales han estado a la orden del día. Entre ellos, resaltaba uno en donde situaba que hace muchos siglos, el planeta Marte había sido un lugar húmedo lleno de mares en donde habían continuos tsunamis. Las divagaciones científicas venían promovidas por los hallazgos de las sondas espaciales, entre ellas, la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) que planteaba que debajo de la superficie aún habían ciertas cantidades de agua salada que permanecía líquida y que algunas veces podía escurrirse hacía la superficie.

Las fotografías de la sonda MRO mostraban unas manchas oscuras que podían ser dicha agua líquida a unos 23 grados bajo cero, que se mantenía de esa forma gracias a las sales que contenía. Todo esto, hizo posible que los expertos creyeran que en el subsuelo marciano existiera vida y era una posibilidad que dejaba abierta la colonización del Planeta Rojo.

Pero todo lo anterior ha quedado a la deriva gracias a un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience en donde explican otra versión de las famosas manchas oscuras encontradas por el MRO. La institución U.S. Geological Survey presenta este estudio en donde deja entrever que los flujos en movimiento encontrados en Marte en realidad pueden ser de arena y no agua líquida como se creía. Esta posibilidad aleja por completo las posibilidades de hallar vida y que sea factible una próxima colonización.

Líneas de pendiente recurrentes (RSL) es el nombre que reciben las manchas por parte del mundo científico y para Colin Dundas, investigador de la U.S. Geological Survey y principal autor del estudio, asegura que es mucho más probable que las famosas RSL en realidad sean flujos de arenas que están en movimiento por todo Marte, desde el Valles Marineris hasta la Acidalia Planitia, y que solo se detienen cuando llega el frío. Para Dundas, esto es mucho más probable puesto que estudios posteriores han dejado claro que Marte es un lugar sumamente seco y es complicado que pueda llegar a poseer agua.

Para muchos, estas nuevas afirmaciones son tan factibles y probables como que en Marte haya agua, por lo tanto, consideran que lo mejor sería enviar un robot explorador hasta el Planeta Rojo para saber qué son realmente las famosas manchas oscuras. @mundiario

Las esperanzas de hallar vida en Marte se difuminan gracias a un nuevo estudio
Comentarios