España se queda sin niños pero nadie habla en serio de cómo evitarlo

Niños felices. / salud180.com
Niños felices. / salud180.com

Dentro de diez años, según los cálculos del Comité Español de UNICEF, puede haber un millón de niños menores de diez años menos que ahora. El valor social de los niños es algo más que el meramente familiar: de su futuro dependemos todos.

España se queda sin niños pero nadie habla en serio de cómo evitarlo

Dentro de diez años, según los cálculos del Comité Español de UNICEF, puede haber un millón de niños menores de diez años menos que ahora. El valor social de los niños es algo más que el meramente familiar: de su futuro dependemos todos.

 

Pareció, cuando hace años José Luis Perales dio a conocer su canción titulada "Que canten los niños", un cursilada. Pero el tiempo ha dado la razón al cantautor conquense cuando demandaba el canto de los niños y solicitaba de estos "que hagan al mundo escuchar; que unan sus voces y lleguen al sol: en ellos está la verdad".

   ¡Vaya si está!.

   Y el futuro de al menos tres generaciones de españoles depende de que los niños cuenten para algo más que para el censo municipal o el ámbito doméstico. Sin ellos no hay futuro. 

   El informe "La infancia en España 2014" de UNICEF Comité Español, pone sobre la mesa una situación más que preocupante de los niños en este país: un 27,5% de los niños vive en riesgo de pobreza, y más del 23% de nuestros niños conocen muy de cerca e fracaso y abandono escolar.

    Esto es lo que no se quiere ver en la esfera política, ocupados como están sus responsables de la macroeconomía, la elección de alcaldes en base a la lista más votada de todas las presentadas en el municipio y la representación que el partido que sustenta al Gobierno pueda lograr en la nueva repartición de cargos de la UE.

   Son ya varios miles las voces que piden un Pacto de Estado para la infancia. Y no es gratuita la petición, porque en ese Pacto de Estado va implícito, ni más ni menos, que el futuro del Estado español: cada vez nacen menos niños y esto conduce, según UNICEF España que en tan solo diez años, nuestro país tenga un millón de niños menores de diez años menos que en la actualidad. 

   Un millón menos de niños con edad inferior a los 10 años de los que actualmente existen y en un plazo de nada más 10 años.

   Las madres españolas lo son cada vez con mayor edad. Las familias no quieren comprometer el futuro de sus hijos y por ende el suyo propio dada la inseguridad en los puestos de trabajo, los bajos salarios y las facilidades absolutas para que el empresario despida por el motivo más nimio.

   "Que canten los niños que viven en paz/ y aquellos que sufren dolor/ Que canten por esos que no cantarán/ Porque han apagado su voz", dice la letra de la canción de Perales. Pero es que a nuestros niños no se les apaga la voz, es que no la tienen, no se les permite nacer porque el mundo actual en España y sin abortos de ningún tipo impide que la población infantil pueda ser el soporte de una sociedad que, a la vuelta de la esquina, estará conformada por mayores de 70 años y sin relevo generacional.

   Ser han ido los inmigrantes y emigran nuestros jóvenes. ¿Qué sociedad está diseñando -si es que diseña algo en tal sentido- el Gobierno de turno?. 

    "Yo canto para los que no tienen pan", dice José Luis Perales.

     Añado: canto para que España vuelva a tener niños. En ellos está el futuro; sin ellos no hay futuro. El Pacto de Estado por la Infancia es une necesidad vital para un país que se seca porque no tiene ni siquiera niños.

     Aunque solo sea por egoísmo y pensando en mis nietos: hagan algo por la infancia, carajo.

España se queda sin niños pero nadie habla en serio de cómo evitarlo
Comentarios