Las pequeñas grandes cosas de la vida de una mujer y madre trabajadora

El día a dá de la vida.
El día a dá de la vida.
"¡Qué bonita es la maternidad! ¡Y qué suerte los que tienen abuelos que les ayuden o puedan pagar la ayuda!", comenta nuestra colaboradora en un análisis de la vida misma. A pie de calle.
Las pequeñas grandes cosas de la vida de una mujer y madre trabajadora

- ¿Qué estás pensando?, me dice el Facebook.

- Pues pienso que ayer me quejaba de no poder trabajar con mi hija enferma en casa, y hoy no puedo ir a trabajar porque tengo a las dos enfermas en casa, pero no lo suficiente enfermas como para no pelearse y discutir constantemente. Eso sí, no tengo que salir a recoger del cole a ninguna.

Por ser positiva, una no deja de ser lo que es por mucho que la vida se tuerza. Da la vida en hueso conmigo...

¡Qué bonita es la maternidad! ¡Y qué suerte los que tienen abuelos que les ayuden o puedan pagar la ayuda!

Las pequeñas grandes cosas de la vida de una mujer y madre trabajadora
Comentarios