361314

Enriquito, muchas gracias, pero el único que se promociona aquí eres tú, guapo

Captura del vídeo de Enrique Iglesias. / Mundiario
Captura del vídeo de Enrique Iglesias. / Mundiario

Galicia no necesita vídeos como este para promocionarse… ¿nadie advirtió al realizador de que en la Plaza del Obradoiro solo entran los taxis y los repartidores?, se pregunta esta autora.

Enriquito, muchas gracias, pero el único que se promociona aquí eres tú, guapo

Galicia no necesita vídeos como este para promocionarse… ¿nadie advirtió al realizador de que en la Plaza del Obradoiro solo entran los taxis y los repartidores?, se pregunta esta autora.

 

No me disgusta Enrique Iglesias, hasta fui a un concierto suyo en París y tengo alguno de sus discos… Su música no es para eruditos, pero algunas de sus canciones y los vídeos que van con ellas tienen, en mi humilde opinión, cierta estética y, para una exiliada como yo, cierto contenido que me resulta familiar.

Tal vez fue, simplemente, porque crecí viendo a ese niño junto a sus hermanos y a su madre, en la portada del Hola… Lo admito, me hace gracia que aquel mocoso con camisa hawaiana sentado en sillas de mimbre blanco, el más normalito, haya sido con diferencia el único capaz de dar una réplica digna a su padre. Claro que con toda la pasta que el papá ha debido de darle, tampoco tiene mucho mérito.

¡Qué bochorno! Me pregunto qué dirían Ana Hidalgo u Hollande si cualquier cantante francés reconocido mundialmente, propusiese al ayuntamiento de París hacer un vídeo de esta guisa para promocionar la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo. Digo tonterías porque París no necesita vídeos promocionales, basta con su nombre para promocionarse ella misma…

¡Pues Galicia tampoco necesita esto! Galicia no necesita vídeos como este para promocionarse… Muchas gracias por el detalle Enriquito, pero me parece a mí que el único que se promociona aquí eres tú, guapo. Y no nos vengas con el rollo de las raíces familiares, que ya nos conocemos la cantinela. Anda que no vendió discos el bendito de tu padre con "Un canto a Galicia", a pesar de que la letra de la canción solo la entienda él y el que la escribió. Una especie de arameo a medio camino entre el gallego, el castellano y un "ahora me lo invento porque rima bien"... ¡Si Castelao levantara la cabeza!

En fin, que tengo yo un par de amigos (gallegos, así aseguramos que el dinerito se nos queda en casa) que con una décima parte del presupuesto que te han dado a tí hubiesen hecho virguerías. Con sugerentes imágenes de Galicia sin necesidad de poner tías a contraluz, sudaditas y casi en pelotas, y sin necesitad de hacer corta y pega con imágenes enlatadas que los gallegos nos conocemos de memoria, y que han sido utilizadas ya mil veces por los distintos organismos públicos. ¡Por favor!..., parece un anuncio de cerveza cutre, como los que ves en las vallas de Mallorca cuando te vas acercando a las playas de marcha. Por cierto, ¿nadie advirtió al realizador de que en la Plaza del Obradoiro solo entran los taxis y los repartidores?, ¿ningún alma caritativa le dijo a ese pobre hombre que es más difícil ver un descapotable en pleno día en ella que a los estudiantes de Farmacia el viernes por la mañana en clase?

¡Vaya bodrio! Sexista es decir poco. Con el noventa por ciento de los figurantes mujeres, todas pivones semi-desnudas, sudando y con movimientos espasmódicos en el sepulcro de una catedral o de un convento, no lo sé (y no pienso perder un minuto de mi tiempo en comprobarlo). Todavía recuerdo cuando en cierta ocasión se me invitó a abandonar la catedral de Santiago porque mi vestimenta no era la apropiada para permanecer en ese santo lugar (llevaba una camiseta de tirantes). ¡Vaya panda de hipócritas!

Me gusta el arte y todo lo erótico que pueda conllevar, sobre todo si el mensaje tiene un contenido inspirador y transmite emociones y sensaciones. Me da igual si es en una iglesia o encima de la Torre de Hércules (estoy en las antípodas de ser una beata, ni siquiera una practicante modosita) pero…, ¡por Dios! ¡háganlo con gusto! ¿es él quién canta o un ordenador?

En resumen: "mucho ruído y pocas nueces", si tenemos en cuenta la calidad del vídeo y de la música... Aunque pensando en el dinero que se han llevado a costa de los gallegos, yo diría: mucho ruído y una super-tarta de queso con nueces para algunos.

Comunicado de la Oficina de Enrique Iglesias
"Ante la reciente publicación de algún artículo crítico acerca de la financiación por parte de la Xunta de Galicia del video musical "Noche y de Día" de Enrique Iglesias, filmado en dicha comunidad Autónoma, queremos aclarar algunos aspectos relevantes de dicha iniciativa. 
Enrique aceptó con mucho gusto la propuesta de la Xunta de Galicia para filmar el video en esta región, no solo por la belleza de su escenografía, emblemáticos edificios, calles empedradas, y plazas con historia, que sirvieron como marco incomparable, si no además por el hecho de poder ayudar a promocionar internacionalmente el turismo y riquezas naturales de esta tierra, a la que le tiene un cariño muy especial.  Cabe destacar que la totalidad del presupuesto fue destinado a costos de producción y viáticos, sin que Enrique cobrase ni un centavo por ello.  Prácticamente la totalidad de los colaboradores fueron productoras, y empresas locales o Españolas lo que generó un importante derrame económico, contribuyendo a dinamizar la economía del país gallego en tiempos de crisis.    
Enrique y todo su equipo hemos quedado muy contentos con el resultado del video musical, igualmente queremos manifestar nuestro agradecimiento por el excelente trato por parte de las autoridades de la Xunta de Galicia, así como la calidez y simpatía de los gallegos, y animamos a todo el mundo a que vean el video y visiten esta fascinante comunidad autónoma Española."

 

Enriquito, muchas gracias, pero el único que se promociona aquí eres tú, guapo
Comentarios