Los cinco datos curiosos de hoy: las películas favoritas de cinco tiranos

Adolf Hitler (1889-1945).
Adolf Hitler (1899-1945).

Adolf Hitler era fanático de un clásico de Disney; Sadam Hussein de una cinta de Will Smith. MUNDIARIO presenta los gustos cinematográficos de famosos hombres repudiados por sus crímenes.

Los cinco datos curiosos de hoy: las películas favoritas de cinco tiranos

El cine es uno de los mayores pasatiempos a nivel mundial. Su variedad de tramas y, recientemente, de efectos especiales lo convierten en un arte digno de todo aquel que quiera hacer volar su imaginación. A esa pasión no escapan ni siquiera aquellos considerados grandes tiranos de la historia de la humanidad. A continuación, una lista de cinco hombres que dejaron huella en nuestra historia y sus películas favoritas.

1- Adolf Hitler - Blancanieves y los siete enanos

Desde antes de ascender al poder con el Partido Nacionalsocialista de Alemania, el hombre nacido en Austria ya era un fanático del arte clásico, especialmente la pintura y la música. Su pasión por los dibujos hicieron que las primeras animaciones de Disney cautivaran su atención. La película de Blancanieves y los siete enanos era una de las favoritas por haber sido también una de las primeras de su género en la historia. Aunque también influyó mucho el hecho de que la producción estuviera basada en un cuento clásico de su Alemania.

2- Joseph Stalin - Tarzán

Aparte de creerse el salvador de Europa, el gran líder soviético también se consideraba un experto en cine. Se sabe que Stalin redactó guiones, supervisó producciones y entrenó a directores cinematográficos, quienes probablemente accedían a esas capacitaciones porque amaban su vida lo suficiente como para negarse. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, Stalin se adueñó de la colección de películas de Jospeh Goebbels. La película que cautivaba los sentimientos del mandamás de los comunistas era Tarzán, en su versión protagonizada por Johnny Weissmuller.

3- Sadam Hussein - Enemigo Público

El sanguinario expresidente de Irak nunca ocultó su admiración por el trabajo de Will Smith. Como no podía ser de otra forma, a Hussein le fascinaban las películas con disparos, confrontaciones y muertes, como los clásicos del Oeste, o El Padrino. Pero como su actor favorito es Smith, la película número uno su particular ranking era Enemigo Público.

4- Kim Jong-Il - Rambo

Todo muy en contra de Estados Unidos, del imperio y del peligro del gigante norteamericano, pero cuando se trataba de relajarse en su mega palacio mientras su pueblo moría (y sigue muriendo gracias a su hijo Kim Jong-Un) el dictador socialista se deleitaba viendo Rambo. También ha trascendido desde hace años que al norcoreano le empatinaba sentarse a ver a Arnold Schwarzenegger en Terminator.

5- Benito Mussolini - Éxtasis

El Rey de los Balcanes tenía gustos menos comerciales en esta materia. Al fascista le tenía obsesionado la película Éxtasis drama dirigido por Gustav Machatý. Según se cuenta, Mussolini tenía una obsesión con la actriz principal del elenco de aquella producción, aunque nunca tuvo la oportunidad de confesarse. Con quien sí tuvo una relación fue con la actriz de cine mudo Anita Page. Si Hitler tenía a Leni Riefenstahl, Mussolini no podía quedarse atrás de su rol a seguir y consiguió una amante igualmente famosa. 

Los cinco datos curiosos de hoy: las películas favoritas de cinco tiranos
Comentarios