La Covid-19 no da tregua y España comienza a pensar en un endurecimiento de las medidas restrictivas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, durante la reunión del Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud del lunes 4 de enero 2021. / La Moncloa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, durante la reunión del Consejo Interterritorial de Sistema Nacional de Salud del lunes 4 de enero 2021. / La Moncloa
Mientras en el Gobierno de la nación preparan la salida del ministro de Sanidad, Salvador Illa, rumbo a las elecciones catalanas, el virus sigue su rutina y el ritmo de vacunación pasados siete días desde la recepción de las vacunas es excesivamente lento.
La Covid-19 no da tregua y España comienza a pensar en un endurecimiento de las medidas restrictivas

El Ministerio de Sanidad ha notificado este lunes 30.579 nuevos casos, frente a los 10.217 registrados el pasado 31 de diciembre (último día en el que se publicaron los datos globales de incidencia), lo que eleva la cifra de contagiados por Covid-19 en España desde el inicio de la pandemia a los 1.958.844. En las últimas 24 horas se han diagnosticado de coronavirus a 4.420 personas.

Respecto a los fallecidos por Covid-19, el departamento que dirige Salvador Illa ha notificado este primer lunes del año 2021, 241 más, de los cuales 397 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 51.078 personas, según los datos del Gobierno. Según el Centro Nacional de Epidemiología, serían más de 80.000 muertos desde el inicio del conteo.

Respecto a la vacunación, la campaña avanza a un ritmo inferior del que recomiendan epidemiólogos y expertos sanitarios. Apenas 89.625 personas se han vacunado contra el coronavirus. Es la cifra de 13 comunidades recopiladas por LaSexta y que demuestra la lentitud del proceso, el cual no está cumpliendo las expectativas de los epidemiólogos ni de los ciudadanos. En 9 días de campaña de vacunación, apenas se ha vacunado al 0,19% de los 47 millones de españoles.

Según estos datos y si se sigue este ritmo, España tardará cinco años en inmunizar a toda su población. Es decir, Sanidad anucnió que España recibirá 350.000 dosis de la vacuna de Pfizer BioNTech cada semana, y cada persona recibe dos dosis, por lo que si las comunidades autónomas fuesen capaces de poner la totalidad de dosis recibidas, se podría vacunar a 175.000 españoles semanalmente. Esto supone que, en un año, España apenas habría vacunado a nueve millones de personas, por lo que necesitaría al menos cinco para acercarse a una vacunación total de la población.

Con esta situación nada positiva, las comunidades autónomas comienzan a anunciar nuevas medias de limitación. Por ejemplo, Cataluña ha decretado el cierre de municipios durante 10 días, hasta el 17 de enero. Así, a partir del próximo 7 de enero nadie podrá entrar ni salir de los municipios, salvo motivo excepcional. El sector más afectado nuevamente será el del comercio. Solo podrán permanecer abiertos los establecimientos que no superen los 400 metros cuadrados, mientras los centros comerciales deberán cerrar. Asimismo, durante el fin de semana todos los negocios, salvo los esenciales, tendrán que bajar la persiana. En cuanto a la restauración, las restricciones se mantienen en dos franjas de apertura, una para desayunos de 7.30 a 9.30 horas, y otra para comidas, entre las 13.00 y las 15.00 horas, mientras las cenas solo serán mediante servicio de recogida o entrega a domicilio.

El resto de CCAA aún no han tomado nuevas medidas pero muchas de ellas han informado en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), presidido por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, de que barajan endurecer las medidas contra el Covid-19 como, por ejemplo, adelantar los toques de queda. Algunas pretenden cerrar grandes superficies y sólo abrir el pequeño comercio (menos de 400 metros), y establecer en el 30 por ciento como máximo el aforo en el interior de los bares, así como realizar más cierres perimetrales, según informa Europa Press.

La tercera ola ya está aquí y para Daniel López Acuña, epidemiólogo y exdirectivo de la OMS, "estamos en una tendencia ascendente en buena parte de las Comunidades y, como consecuencia de ella, estamos entrando de lleno en una tercera ola. Vamos a tener de nuevo un cuadro que traerá una presión asistencial preocupante", ha advertido. A su juicio, se han cometido "algunos errores" al no haberse ido a medidas más drástica en noviembre, con un confinamiento corto para "abatir la curva en noviembre". "La relajación arranca desde el 'black friday' y los contactos entre personas se han intensificado en Navidad lo que ha hecho ser detonador de más contagios", ha incidido.

Este año 2021 tocará seguir armándose de paciencia. @mundiario

 
 

 

La Covid-19 no da tregua y España comienza a pensar en un endurecimiento de las medidas restrictivas
Comentarios