Trasladan a los migrantes varados en Martha’s Vineyard a una base militar

Migrantes venezolanos en Martha's Vineyard. / RR.SS.
Migrantes venezolanos en Martha's Vineyard. / RR.SS.

El gobernador del estado, Charles Baker, ha confirmado que el medio centenar de migrantes ha arribado a la Base Conjunta de Cape Cod para recibir asistencia.

Trasladan a los migrantes varados en Martha’s Vineyard a una base militar

El medio centenar de migrantes venezolanos y colombianos que fueron enviados a Martha’s Vineyard, una acomodada isla turística en el estado de Massachusetts, han sido finalmente trasladados hasta una base militar para recibir asistencia humanitaria y refugio, después de ser acogidos de manera improvisada en una iglesia local.

La información la ha confirmado el propio gobernador del estado, Charles Baker, y las imágenes del traslado han comenzado a divulgarse en redes sociales. Los migrantes han abordado tres autobuses dispuestos por el gobierno estatal y local, para llevar a los 50 inmigrantes indocumentados hasta la Base Conjunta de Cape Cod.

Baker también ha informado del despliegue de 125 efectivos de la Guardia Nacional para ayudar en los esfuerzos, incluyendo el traslado desde la iglesia episcopal St. Andrew, en el que se ha improvisado un albergue para los migrantes sudamericanos desde su inesperada llegada, el miércoles, después de ser enviados desde San Antonio, Texas, en vuelos pagados por el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

De acuerdo con las declaraciones del dirigente demócrata, en la base militar se le podrá brindar “atención integral continua” a los migrantes. Un comunicado de su oficina detalla que los venezolanos serán albergados en “espacios tipo dormitorio” habilitados para individuos y sus familias, donde además tendrán “ropa y kits de higiene, nutrición, evaluación de necesidades y acceso a atención médica, salud mental y servicios de asesoramiento en crisis”.

La comunidad respondió a la llegada inesperada de migrantes

Así ha reaccionado el gobierno de Massachusetts, después de que los gobernadores republicanos de los estados sureños, principalmente DeSantis y el texano Greg Abbott, enviaran a los migrantes hasta “estados santuario”, donde las autoridades no cooperan de manera voluntaria ni activamente con los agentes de migración para deportar migrantes irregulares.

La oficina de Baker había informado previamente de que daría refugio a los recién llegados. El senador representante de la isla ante el legislativo regional, el demócrata Julian Cyr, había denunciado que las autoridades de Florida no avisaron a los locales que recibirían un grupo de migrantes en condiciones precarias.

Cyr alegó que funcionarios y voluntarios “movieron cielo y tierra” para producir respuesta similar a la reacción “en caso de un huracán”, y junto a su compañero Dylan Fernandes, criticó que a los migrantes se les dijera que encontrarían “trabajo y refugio” en Boston, para dejarles en una isla a 144 kilómetros al sur de la metrópolis.

Medios de comunicación como la cadena CNN conocieron que cientos de habitantes del lugar comenzaron a presentarse en el refugio improvisado y en los centros de acopio, para donar y ser voluntarios durante los esfuerzos de socorro. Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de West Tibury, en el condado isleño de Dukes, alertaron a la prensa local de que “posiblemente” recibirán más vuelos de migrantes venezolanos procedentes de estados republicanos en los próximos días. @mundiario

Trasladan a los migrantes varados en Martha’s Vineyard a una base militar
Comentarios