Las claves del decreto con el que Joe Biden pretende proteger el aborto en EE UU

Protesta a favor del aborto en EE UU. Twitter
Protesta a favor del aborto en EE UU. / Twitter
​El presidente estadounidense firma una orden ejecutiva que busca proteger el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo tras la anulación de Roe vs Wade.
Las claves del decreto con el que Joe Biden pretende proteger el aborto en EE UU

Joe Biden busca fórmulas para “proteger” el aborto en Estados Unidos… y frenar las críticas por su falta de acción frente a la decisión "terrible, extrema y totalmente equivocada" de la Corte Suprema de anular Roe vs Wade. El presidente de Estados Unidos ha firmado este viernes una orden ejecutiva para reforzar las medidas que protegen el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en el país.

Un comunicado de la Casa Blanca detalla que el principal objetivo del decreto es “defender los derechos reproductivos al proteger el acceso al aborto y la anticoncepción, salvaguardar la privacidad del paciente y el acceso a la información, y más”. “No se puede permitir a un Tribunal Supremo fuera de control que restrinja las libertades”, ha dicho el mandatario en una rueda de prensa junto a la vicepresidenta Kamala Harris.

Acceso a las píldoras abortivas

En concreto, el documento firmado por Biden ordena al Secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), Xavier Becerra, proteger el acceso a las píldoras abortivas, y “garantizar la atención médica de emergencia para las embarazadas y para las que sufran un aborto espontáneo”.

La orden ejecutiva también exige garantizar el acceso a los anticonceptivos, contempla el lanzamiento de una campaña de divulgación y establece que debe organizarse la defensa de las pacientes que lo necesiten con una red de abogados que trabajen gratuitamente.

Proteger a las pacientes

El decreto además pone especial énfasis en la protección de las pacientes, así como en el acceso a información precisa y la privacidad de las mujeres que aborten. Así, el presidente de EE UU ordena publicar una guía que advierta a los médicos de que “con excepciones limitadas, no están obligados, y en muchos casos, no están autorizados, a divulgar la información privada de los pacientes, incluso a las fuerzas del orden”.

El texto exige a Becerra que presente un informe sobre el proceso de adopción de estas medidas dentro de los próximos 30 días.

 

La orden ejecutiva ha sido firmada por Biden justo dos semanas después de que el Tribunal Supremo estadounidense anulase la histórica sentencia del caso Roe contra Wade, que en 1973 abrió la puerta a que la interrupción voluntaria del embarazo fuera considerada un derecho amparado por la Constitución en todo el país. 

El fallo del alto tribunal, cuyo punto de partida fue el caso Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization, consideró que Roe fue “ofensivamente incorrecto”, ya que no mencionaba específicamente el derecho a abortar. Con la derogación, la opción de limitar o prohibir el aborto ha dejado en manos de cada uno de los 50 estados del país.

“Los derechos fundamentales –a la privacidad, la autonomía, la libertad y la igualdad– han sido negados a millones de mujeres en todo el país”, sostiene el comunicado de la Casa Blanca. “Eso tiene graves implicaciones para su salud, su vida y su bienestar. Este fallo afectará de manera desproporcionada a las mujeres de color y de bajos ingresos, y las que viven en entornos rurales”, añade el texto firmado por Joe Biden.

Roe vs Wade: otro desafío para Biden

El mandatario, duramente criticado por su tibia reacción y respuesta a la crisis del aborto, ha explicado este viernes que su decreto está pensado para “contrarrestar” las leyes estatales más restrictivas contra la irrupción del embarazo, mientras su Administración trabaja en otro objetivo: sacar adelante en el Congreso una ley que garantice el derecho al aborto en todo el país, un escenario que se antoja complicado en un contexto altamente politizado.

Para sacar adelante una medida de este tipo se necesitan al menos 60 votos y los demócratas cuentan actualmente con 50, más el de la vicepresidenta Kamala Harris. Además hay otro factor clave: las elecciones de medio mandato están a la vuelta de la esquina y los pronósticos no son favorables para el partido del presidente.

En su discurso, Joe Biden ha instado a las mujeres a votar en los comicios de noviembre, ya que esta “es la vía más rápida posible” para frenar al Supremo más conservador que ha tenido EE UU en 80 años. “Espero y creo firmemente que las mujeres participarán en cifras récord para reivindicar los derechos que les ha arrebatado el tribunal”, ha subrayado el demócrata, antes de alertar de que los republicanos podrían aprobar una prohibición nacional del aborto si toman el control de la Cámara de Representantes; y sus siguientes objetivos serían el matrimonio homosexual, el acceso a la contracepción y otros derechos. @mundiario

Las claves del decreto con el que Joe Biden pretende proteger el aborto en EE UU
Comentarios