La Corte Suprema de EE UU elimina el derecho constitucional al aborto en todo el país

Corte Suprema de EE UU. Twitter
Corte Suprema de EE UU. / Twitter
El Tribunal anula la histórica sentencia del caso Roe contra Wade, que desde 1973 garantizaba la protección del derecho a la interrupción del embarazo. Desde ahora, cada estado podrá limitar o prohibir el aborto. 
La Corte Suprema de EE UU elimina el derecho constitucional al aborto en todo el país

Estados Unidos regresa a los años 70: el derecho constitucional al aborto ha sido eliminado. La Corte Suprema ha anulado este viernes 24 de junio la histórica sentencia del caso Roe contra Wade, que en 1973 abrió la puerta a que la interrupción voluntaria del embarazo fuera considerada un derecho de la mujer amparado por la Constitución en todo el país. La derogación deja en manos de cada uno de los 50 estados la opción de limitar o prohibir el aborto.

El fallo del alto tribunal, el más conservador que ha tenido la nación en 80 años, considera que Roe vs. Wade fue “ofensivamente incorrecto”, ya que no mencionaba específicamente el derecho a abortar. "Es el momento de acatar la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes electos de los ciudadanos", ha dicho el juez Samuel Alito en la sentencia, que ha salido adelante por seis votos a favor y tres en contra. 

Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization

El punto de partida de la sentencia de la Corte Suprema se remonta al caso de Dobbs contra la Organización de Salud Femenina Jackson, una clínica de salud reproductiva de la capital de Misisipi. La demanda buscaba impugnar una ley de 2018 que prohíbe el aborto después de las 15 semanas, incluso en casos de violación. La fiscal Lynn Fitch solicitó al alto tribunal que mantuviera la norma en su estado y eliminara Roe vs. Wade, lo que finalmente sucedió este viernes.

“La ley de Misisipi prohíbe los abortos tras la decimoquinta semana, pero otros Estados podrían hacerlo después de 10 semanas, o de cinco, o de tres, o de una, o, de nuevo, desde el momento de la fecundación. (...) Algunos han promulgado leyes que se extienden a cualquier forma de aborto, incluida la toma de medicamentos en casa. Han aprobado normas sin ninguna excepción para cuando la mujer es víctima de una violación o de incesto. En virtud de esas leyes, una mujer tendrá que dar a luz al hijo de su violador o a una niña al de su padre, sin importar que hacerlo destruya su vida. Tras la sentencia de hoy, algunos Estados pueden obligar a las mujeres a llevar a término un feto con graves anomalías físicas. Pueden incluso argumentar que una prohibición del aborto no tiene por qué proteger a la mujer del riesgo de muerte o daño físico. En una amplia gama de circunstancias, un Estado podrá imponer su elección moral a una mujer y obligarla a dar a luz a un niño”, han argumentado los magistrados Elena Kagan, Sonia Sotomayor y Stephen Breyer, quienes han votado en contra de la decisión que afecta a la vida de unas 36 millones de mujeres en edad reproductiva en EE UU. 

 

La sentencia otorga una victoria histórica a los intereses de los republicanos, conservadores religiosos y, sobre todo, de Donald Trump. Para aprobar el fallo fue clave el voto de los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, los tres magistrados nombrados durante el mandato de republicano con un único objetivo: consolidar la mayoría conservadora en el máximo tribunal de EE UU, responsable de tomar las decisiones trascendentales para la sociedad estadounidense. 

Tras el fallo, se estima que al menos 26 de los 50 estados están dispuestos a derogar el derecho al aborto. En esa lista están Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Georgia, Idaho, Indiana, Iowa, Kentucky, Louisiana, Míchigan, Misisipi, Misuri, Montana, Nebraska, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, las Carolinas, Tennessee, Texas, Utah, Virginia Occidental, Wisconsin y Wyoming. 13 de estos ya han aprobado anticipadamente leyes para prohibir la interrupción voluntaria del embarazo de forma automática tras el fallo de la Corte Suprema.

Por contra, los gobernadores demócratas de varios estados, entre ellos California, Nuevo México y Michigan, ya han anunciado planes para proteger el derecho al aborto en sus respectivas Constituciones tras la derogación de Roe v Wade, destaca la BBC. @mundiario 

La Corte Suprema de EE UU elimina el derecho constitucional al aborto en todo el país
Comentarios