Buscar

MUNDIARIO

Las calles de España quedan desiertas durante la primera noche del toque de queda

En Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia los ciudadanos acataron la medida que entró en vigor en la media noche. En Cataluña, por ejemplo, tras el anuncio de Pedro Sánchez, la Generalitat decretaba que el toque de queda comenzaba a las 22.00.
Las calles de España quedan desiertas durante la primera noche del toque de queda
Una calle de España desierta. / RR SS
Una calle de España desierta. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

El toque de queda aprobado por el Gobierno este domingo desalojó las calles de las principales ciudades de España, dejando una sensación igual que ocurrió en marzo con la primera ola de la pandemia.

En Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia los ciudadanos acataron la medida que entró en vigor en la media noche. En Cataluña, por ejemplo, tras el anuncio de Pedro Sánchez, la Generalitat decretaba que el toque de queda comenzaba a las 22.00.


Quizá te pueda interesar

Aprobado el nuevo estado de alarma en España con la intención de que llegue hasta mayo

Sánchez impone el estado de alarma, con el respaldo de diez autonomías, frente al PP


De acuerdo con un recorrido reseñado por El País, las calles de la capital catalana quedaron desiertas, solamente con la presencia de policías, taxistas y autobuses vacíos; profundizando más la decisión de hace una semana cuando el Govern aprobó el cierre de bares y restaurantes.

Por otra parte, la Guardia Urbana de Barcelona al tanto de dónde se producen las concentraciones de personas se movilizaba hasta la plaza de los Àngels justo delante del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, allí un grupo de jóvenes bebían, mientras otros tantos hacían piruetas con sus patinetes, hasta que la presencia policial les advertía que no podían seguir allí.

Mientras tanto, en Sevilla todos los bares estaban cerrados desde las diez de la noche, tras el primer día que se impone esta restricción. En el casco histórico de la capital andaluza el silencio era casi completo.

En el caso de Valencia, la Generalitat decretó restricciones horarias y de movilidad que comenzaron a la 1 de la madrugada y concluyeron a las seis de la madrugada del domingo. De acuerdo a fuentes policiales, la normalidad fue la nota predominante a lo largo de la noche, según fuentes policiales y políticas. No hubo incidentes de especial relevancia.

Los establecimientos cerraron a la misma hora que lo estaban haciendo con anterioridad y la gente se retiró a casa. No obstante, la Policía Nacional adscrita a la Generalitat propuso un total de 224 sanciones por incumplir la normativa anticovid, aunque menos de la mitad fue por el quebrantamiento del toque de queda.

Entre otros aspectos, el decreto  aprobado contempla la prohibición de "la libertad de circulación desde las once de la noche hasta las 6 horas de la mañana" en todo el país menos en Canarias.

Cada comunidad tendrá un margen de una hora, es decir, podría empezar a las 22 horas o a las 00, e igualmente terminar a las 5 o 7 de la mañana. Solo se podrá circular por causa de fuerza mayor, tal como anunció el presidente: "Regresar al domicilio, adquisición de fármacos, motivos laborales..."[email protected]