Avance en la lucha contra el cáncer por el hallazgo de un tipo de fármaco antitumoral

Melanoma. / National Cancer Institute
Melanoma. / National Cancer Institute

Un equipo internacional dirigido por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado una molécula que causa la muerte de células tumorales.

Avance en la lucha contra el cáncer por el hallazgo de un tipo de fármaco antitumoral

Un equipo internacional dirigido por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha identificado una molécula que causa la muerte de células tumorales.

Un equipo internacional dirigido por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto un nuevo tipo de fármaco con un potente efecto antitumoral en modelos animales de cáncer colorrectal y melanoma. Varias compañías se han interesado en el compuesto para estudiar sus posibles aplicaciones como terapia antitumoral en humanos. Los resultados del estudio se publican en la revista Cancer Cell.

Los investigadores han identificado una molécula, DEL-22379, que logra causar la muerte de las células tumorales, según explica el director del estudio, Piero Crespo, investigador del CSIC en el Instituto de Biomedicina y Biotecnología y de Cantabria. “Hasta la fecha, se ha comprobado la eficacia de DEL-22379 en modelos animales de cáncer de colon y de melanoma, pero también se ha empezado a ensayar para cáncer de tiroides, pulmón y páncreas”, afirma el investigador.

En el desarrollo de los cánceres tiene una importancia crucial la ruta bioquímica RAS-ERK. Las compañías farmacéuticas llevan 25 años buscando moléculas que puedan inhibir la actividad de alguno de los componentes de dicha ruta para atajar la proliferación de células tumorales. “Fruto de esa investigación son una serie de fármacos utilizados actualmente en el tratamiento de varios tipos de tumores, con efectos menos exitosos de los que cabía esperar”, señala Piero Crespo.

La estrategia diseñada por el equipo de Crespo es muy diferente: no busca inhibir la actividad de los componentes sino hallar un compuesto que rompa el flujo de señales por la ruta RAS-ERK, desacoplando interacciones moleculares en algún punto clave de la cadena de transmisión. Esto es lo que logra la molécula DEL-22379, que evita la asociación (dimerización) entre dos proteínas ERK.

En estos momentos, el CSIC trabaja en la patente de derivados de DEL-22379. Diversas compañías se han interesado en el compuesto para determinar si dicho compuesto, o sus derivados mejorados, pueden ser utilizados como terapia antitumoral en humanos.

Sin embargo, Crespo es cauto: “el 80% de los compuestos antitumorales descubiertos fracasa en el paso de animales de laboratorio a humanos. No obstante, aunque así fuese, la importancia de este hallazgo reside en el concepto, mucho más que en el compuesto en sí”, explica.

“Hay centenares de interacciones proteína-proteína con potencial de ser utilizadas como dianas antitumorales. Esperamos que nuestro trabajo sirva de inspiración para que otros científicos se interesen en otras interacciones de este tipo en la búsqueda de nuevos abordajes para combatir el cáncer. Hemos abierto un nuevo camino”, concluye el investigador Piero Crespo.

Quién es Piero Crespo
Piero Crespo es Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Cantabria (1991). Su tesis, dirigida por Javier León, se centró en el papel de la Apolipoproteína E en la patogénesis de la Ateroesclerosis. Siempre interesado por la transducción de señales, en 1992 marchó a los Estados Unidos como becario Fulbright, para unirse al grupo de Silvio Gutkind en los National Institutes of Health (NIH). En esa etapa sus trabajos más significativos fueron la dilucidación del papel de los dímeros beta-gamma en la activación de la ruta Ras-ERK por receptores acoplados a proteínas G y la identificación de Vav como factor de intercambio para las GTPasas Rho. A su vuelta a España, tras ganar la plaza de Científico Titular en 1998, estableció su grupo en el Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB). En 2002 se trasladó a Santander, a la Unidad de Biomedicina del IIB asociada a la Universidad de Cantabria. A lo largo de su carrera ha sido galardonado con los premios: NIDR Director’s Research Award for Scientific Excellence (1995) y el Premio Carlos Blasco de Imaz a la Investigación Oncológica (1997).
Su trabajo se centra en el estudio de los mecanismos de regulación de Ras y MAP kinasas, en particular en cómo la localización subcelular y el confinamiento de las señales inciden en las funciones biológicas y bioquímicas de estas proteínas, tanto en contextos fisiológicos como patológicos.

 

Qué es el CSIC
CSIC
CSIC La Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y la tercera de Europa. Adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad, a través de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, su objetivo fundamental es desarrollar y promover investigaciones en beneficio del progreso científico y tecnológico.

Avance en la lucha contra el cáncer por el hallazgo de un tipo de fármaco antitumoral
Comentarios