El asesinato de una familia enfrenta a México y EE UU

Miembros de la familia LeBarón. RR SS.
Miembros de la familia LeBarón. / RR SS.

El presidente mexicano rechaza cualquier tipo de intervención de parte del Gobierno de Donald Trump luego de que este ofreciera ayuda militar para palear el narcotráfico.

El asesinato de una familia enfrenta a México y EE UU

Las matanzas en México están tomando un nuevo relieve. Primero el mundo fue testigo del fiasco del Gobierno de Manuel López Obrador al intentar capturar a Oviedo Guzmán, hijo de El Chapo Guzmán, y ahora, el duro narcotráfico que enfrenta ese país vuelve a ser noticia tras el brutal asesinato de una familia. Al menos seis niños y tres mujeres de una comunidad mormona fueron las víctimas al norte del país en una región fronteriza. Algunos de ellos fallecieron calcinados luego de que los vehículos en los que se trasladaban fuera baleados.

Este nuevo hecho ha propiciado que el Gobierno de López Obrador quede mal parado de nuevo, pero en esta ocasión, el gobierno estadounidense intenta interferir debido a que las víctimas tenían doble nacionalidad. Quien dio la voz de alarma la dio el Julián LeBarón, conocido activista de frontera mexicana, defensor de la tierra y de los derechos humanos. Algunos familiares de LeBarón sufrieron la emboscada en una carretera entre Chihuahua y Sonora por hombres armados que, supuestamente, los habrían confundido con un grupo del crimen organizado. Según la versión del activista, el ataque se habría producido cerca del rancho familiar durante el traslado de sus familiares en horas de la mañana.

LeBarón especificó que las mujeres y los niños viajaban en tres camionetas. Una de ellas sufrió un pinchazo y esperó en el camino a que las otras regresaran con un repuesto. Durante esa espera, fue cuando inició el ataque. Las mujeres murieron, así como dos niños. El resto logró huir hasta el rancho que estaba a unos 15 kilómetros del lugar.

El nombre de LeBarón no es ajeno para los medios. Hace unos 10 años fue noticia el asesinato de su hermano Benjamín y el cuñado de este en su casa. En los últimos meses el activista había denunciado coacciones de parte de un grupo de presión en Chihuahua para que dejara de utilizar unos pozos de agua en sus tierras. Las autoridades mexicanas mantienen que el ataque fue provocado por una confusión y no por el problema de las tierras, no obstante, esto ha despertado la reacción de su vecino, EE UU, que exige justicia.

“Si México necesita o requiere ayuda, Estados Unidos está listo, dispuesto y capacitado para involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva. ¡A veces necesitas un Ejército para derrotar a un Ejército!”, tuiteó el presidente de EE UU. “Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la guerra a los carteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su nuevo gran presidente”.

Sin embargo, lejos de alinearse con esto, el mandatario mexicano prefirió limitarse a continuar con su política de cero ataques directos contra el narcotráfico. “La política se inventó para evitar la guerra”, dijo López Obrador a la prensa. Más tarde el presidente mantendría una conversación con su homólogo, para luego tuitear: “A través del presidente Trump, envié mi más profundo pésame a los familiares y amigos de quienes fueron asesinados en los límites de Chihuahua y Sonora. Le agradecí su disposición de apoyarnos y le informé de que las instituciones del Gobierno de México actúan para hacer justicia”.

Aunque López Obrador rechace la ayuda de EE UU hablando de la soberanía de México y limitándose a intentar contener el crimen organizado, Donald Trump hace presión para que este siga los caminos de sus antecesores y confronte más directamente contra el narcotráfico, uno de los grandes problemas que asfixia a ese país. @mundiario

El asesinato de una familia enfrenta a México y EE UU
Comentarios