Asesinados por disparos un chef español y su mujer en su restaurante de Brasil

Chef español David Peregrina Capó y su mujer Érica da Silva Santos. / RR.SS.
Chef español David Peregrina Capó y su mujer Érica da Silva Santos. / RR.SS.
Los cuerpos de Peregrina y Santos fueron encontrados con heridas de impacto de bala en el restaurante Ilha dos Ribeirinhos, un idílico rincón al que solo se puede llegar en lancha.
Asesinados por disparos un chef español y su mujer en su restaurante de Brasil

El reconocido chef español David Peregrina Capó, de 53 años, y su esposa Érica da Silva Santos, de 38, fueron brutalmente asesinados el pasado viernes dentro de su propio restaurante en Porto Seguro, una localidad turística en la costa del estado brasileño de Bahía. El trágico suceso dejó consternada a la comunidad local y aún no se ha esclarecido la motivación del crimen, según informaciones de la Policía Civil de Bahía.

Los cuerpos de Peregrina y Santos, ambos con evidentes marcas de tiros, fueron encontrados en el restaurante Ilha dos Ribeirinhos, un idílico rincón a orillas del río Bunharém, al que solo se puede llegar en lancha. El establecimiento, conocido por la especialidad en paellas de Peregrina, era un lugar frecuentado por clientes que disfrutaban de la tranquilidad del entorno tropical.

La pareja, que dejó tres hijos, fue enterrada en la ciudad natal de Santos, Itagimirim, en una ceremonia íntima con la presencia de amigos y familiares. Un amigo de la familia describió al matrimonio como personas sencillas que vivían una vida tranquila, lejos de la tecnología moderna.

El restaurante expresó su dolor a través de las redes sociales, describiendo a David y Érica como personas queridas y respetadas en la zona. En su perfil de Instagram, el equipo del restaurante compartió un emotivo mensaje: "Sabemos que David y Érica eran personas muy queridas por todos por su cariño, profesionalidad, amistad y alegría. Para siempre los tendremos en nuestra memoria y en nuestro corazón con mucha gratitud y cariño".

Porto Seguro, a pesar de ser un destino turístico, ha experimentado un aumento de la violencia en los últimos años. Bahía, el estado al que pertenece, se considera actualmente el más peligroso de Brasil, con altos índices de homicidios. La escalada de violencia ha generado preocupación en una región conocida por sus paradisíacas playas y atractivos turísticos. @mundiario

Comentarios