Buscar

MUNDIARIO

Sanidad alerta el riesgo de consumir dióxido de cloro contra la Covid-19

La Aemps advierte de que "no existe ninguna prueba científica que avale estas supuestas propiedades", y estos productos no se han sometido a ningún tipo de evaluación o autorización por las autoridades competentes. 

Sanidad alerta el riesgo de consumir dióxido de cloro contra la Covid-19
Personal de la AEMPS. / RR SS
Personal de la AEMPS. / RR SS

Maira Perozo

Periodista.

Una grave advertencia han lanzado este viernes desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), sobre los riesgos que supone el consumo de dióxido de cloro y de clorito de sodio contra la Covid 19.

Consideran las autoridades que ingerirlo representa un "grave riesgo para la salud" y no lo recomienda en "en ningún caso". Ahora bien, la preocupación de la Aemps deriva de que durante la pandemia se ha promocionado a través de las redes sociales y de distintas web el consumo vía oral de soluciones de dióxido de cloro -directamente u obtenido a partir de clorito de sodio, conocido como MMS (Miracle Mineral Solution)- como un supuesto tratamiento o la prevención de la infección por coronavirus.


Quizá te pueda interesar

España con más de 700 incidencias en los coles y 565 cierres de clase por coronavirus


Acusan a hackers chinos de robar datos de la vacuna anticovid que prepara España


Pero no solamente eso, sino que dichos productos, se han recomendado para el tratamiento de otras enfermedades, como la malaria, el cáncer, enfermedades parasitarias o degenerativas, y también para el autismo.

Ante esta situación, la Aemps advierte de que "no existe ninguna prueba científica que avale estas supuestas propiedades, y estos productos no se han sometido a ningún tipo de evaluación o autorización por las autoridades competentes que garantice que la relación beneficio/riesgo sea positiva y así asegurar el derecho de los ciudadanos a la protección de su salud".

En relación con el dióxido de cloro, se trata de un oxidante fuerte y su consumo supone un riesgo para la salud, ya que su consumo directo puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, que pueden llevar a deshidratación, fallo renal, anuria, anemia hemolítica y metahemoglobinemia.

Igualmente, sus vapores pueden causar irritación ocular o respiratoria, broncoespasmo o incluso edema pulmonar. El Instituto Nacional de Toxicología de España ha informado de varios casos de intoxicaciones causadas por su consumo.

También han alertado de los peligros autoridades internacionales como la FDA estadounidense, la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En concreto para la Agencia, dependiente del Ministerio de Sanidad, estos productos no solo no reportan beneficios sino que pueden suponer "más complicaciones". @mundiario