El 'no' a los abortos en hospitales ha puesto en riesgo la objeción de conciencia

Irene Montero, ministra de Igualdad, /@IgualdadGob
Irene Montero, ministra de Igualdad, /@IgualdadGob

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha desempolvado la idea de regular este punto y anuncia un borrador para reformar la ley.

El 'no' a los abortos en hospitales ha puesto en riesgo la objeción de conciencia

Las constantes denuncias de negativas a abortos en centros hospitalarios por parte de muchas mujeres, han puesto en entredicho la facultad de objeción de conciencia que tienen los médicos para abstenerse de practicar un aborto.

La ley del aborto lo establece y es clara cuando especifica que es un derecho individual, pero no parece suficiente para la ministra de Igualdad, Irene Montero. La ministra lo ha planteado como se hizo con la Ley de Eutanasia porque en su opinión la objeción de conciencia se está convirtiendo "en una práctica para impedir el acceso efectivo de las mujeres a la interrupción voluntaria del embarazo en centros hospitalarios públicos".

En entrevista con Cadena SER, la ministra ha dicho que se ha conversado del caso con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez y ha asegurado que para diciembre habrá un borrador.

"Nos reuniremos con entidades organizaciones y vamos poner en el centro el derecho al aborto efectivo para todas las mujeres en la (sanidad) pública y la educación sexual", ha sostenido.

Las reformas a la ley del aborto han pasado por varias etapas y ha generado enfrentamientos políticos entre el PSOE, Podemos con el PP y Vox. Los partidos de derecha no han estado de acuerdo con el aborto y son defensores de la objeción de conciencia.

Con la polémica que se ha difundido en las redes sobre la denuncia de una geriatra a la que se le negó practicar el aborto en un hospital de Madrid, la objeción de conciencia ha sido el punto de discusión que incluso ha llegado hasta la Asamblea de Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha sido cuestionada sobre el particular ha dicho claramente en la Asamblea: “Yo no voy a obligar a ningún médico de la Sanidad Pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia, una persona que empezó a estudiar Medicina para salvar vidas y no para hacer lo contrario", ha manifestado la presidenta en respuesta a su adversaria Mónica García de Más Madrid.

Hay división en el seno de gobierno

A pesar de los anuncios de la ministra Montero en favor de regular las objeciones de conciencia, deberá enfrentarse también a la actual ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien ha manifestado no considerar una reforma a la ley para regular este punto.

La ministra Darias estaría de acuerdo en compatibilizar ambos derechos, esa ha sido su postura.

La penalización a quienes obstaculicen el aborto

Esta semana se ha registrado otra polémica con la luz verde que ha dado el Congreso para la reforma del Código Penal para sancionar a quienes acosen, obstaculicen a mujeres que quieran abortar.

La coalición socialista plantea que se aplique prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días.

También se estipula la prohibición de acudir a determinados lugares por tiempo de seis meses a tres años.

Los llamados voluntarios provida han rechazado esta propuesta del grupo parlamentario socialista, y han señalado que el único propósito sea encarcelar a quienes ofrecen ayuda a las mujeres que buscan abortar.

“Les molestan porque los activistas provida son la última esperanza que les queda a estas mujeres, en muchos casos, engañadas y forzadas a abortar. Los activistas provida salvan bebés, desenmascaran las mentiras de la industria abortista y de los políticos a su servicio”, han dicho desde la plataforma Hazte oír donde solicitaban firmas de apoyo. @mundiario

El 'no' a los abortos en hospitales ha puesto en riesgo la objeción de conciencia
Comentarios