El Vaticano entra a la arena de Venezuela y mediará entre Maduro y la MUD

Papa Francisco. / RR SS
Papa Francisco.

El Vaticano informó a la UNASUR que tan sólo espera a que el Gobierno venezolano formalice la petición para entrar como árbitro en la disputa política de la república bolivariana. 

El Vaticano entra a la arena de Venezuela y mediará entre Maduro y la MUD

La Iglesia Católica ha dado un serio paso para la formación del diálgo en Venezuela entre Nicolás Maduro y su oposición. Pietro Parolín, cardenal y secretario de Estado de la Santa Sede, informó a Eduardo Samper, secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), que el Papa tan sólo está esperando a que el Gobierno de Venezuela le envíe una petición formal para iniciar sus labores como árbitro en la lucha sin cuartel que se libra desde diciembre en el país suramericano. Maduro confirmó que ya se ha comunicado con la UNASUR pero no dio pistas sobre si aceptará al fin que la institución arbitre, pese a que en julio tanto él como la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) habían afirmado que no les molestaba la idea.

La Iglesia llegaría como refuerzo al triunvirato integrado por José Luis Rodríguez Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández, expresidentes de España, Panamá y República Dominicana respectivamente. Ante la ambigüedad de Maduro, la MUD aseguró que enviarán cuanto antes una solicitud formal al Estado sui generis para que intervengan en el asunto. "La carta llega en un momento en que el oficialismo intentó empañar la imagen de la oposición. Nosotros estamos dispuestos a conversar con quien sea para lograr que se respeten los cronogramas del referendo revocatorio para cambiar de presidente en Venezuela", explicó Jesús de Torrealba, secretario general de la coalición opositora.  Si se consumara todo, el Papa Francisco, por medio de un representante, saltará a una arena en la que las cosas han ido empeorando con el pasar del tiempo.

El trío de expresidentes intentan desde hace meses hacer las veces de árbitros entre dos partes que no están dispuestas a ceder en lo más mínimo. Pese a que se creía que se habían mantenido alejadas una de la otra, el día de ayer el alcalde de Caracas dejó ver que el oficialismo y la MUD se habían reunido en secreto ya en dos ocasiones antes de entrar a negociar cualquier cese al fuego. La noticia fue confirmada por de Torrealba, aunque también aclaró que, con todo y eso, el referendo revocatorio contra Maduro sigue en pie. El anuncio puede que haya entorpecido e incluso molestado a Maduro y a sus huestes, quienes saben que esa consulta popular haría rodar su cabeza de manera definitiva, por lo que han apelado al diálogo como una forma o bien de evitar el derramamiento de sangre, o sólo ganar tiempo mientras encuentran una forma de dejar sentada a su oposición.

Lo más probable es que sea la segunda. El chavismo se niega a soltar a los presos políticos, una de las condiciones impuestas por la oposición para sentarse a negociar. De hecho, en lugar de soltarlos los han ido acumulando, especialmente a miembros y líderes del partido Voluntad Popular, de Leopoldo López, el más emblemático de los presos políticos. La popularidad del heredero de Hugo Chávez va en caída libre y a estas alturas parece que ya no le importa rescatarla, sino llevarse consigo a las tinieblas a cuantos adversarios pueda. El Papa Francisco es una de las últimas balas que le quedan al país para salvarse diplomáticamente. @hmorales_gt

El Vaticano entra a la arena de Venezuela y mediará entre Maduro y la MUD
Comentarios