¿Por qué Trump no podrá bloquear a los usuarios que le critiquen en Twitter?

Cuenta de Twitter de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. First Amendment Watch
Cuenta de Twitter de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. / First Amendment Watch

Una jueza federal ha concluido que callar a los críticos de la red social sería violar los derechos asentados en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que defiende la libertad de expresión.

¿Por qué Trump no podrá bloquear a los usuarios que le critiquen en Twitter?

Twitter es el diario personal de Donald Trump. El presidente de Estados Unidos ha adoptado la red social como altavoz de su política: para cargar contra sus enemigos, avanzar medidas, destituir ministros y enfrentarse a mandatarios. En la plataforma del pájaro azul el republicano puede decir lo que quiera, pero lo que no puede –ni podrá- es bloquear a los usuarios que le critiquen. ¿La razón? Sencilla: es inconstitucional.

La jueza federal Naomi Reice Buchwald ha dictaminado que callar a los críticos en Twitter sería violar los derechos asentados en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que defiende la libertad de expresión. “Este caso requiere que consideremos si un cargo público, a partir de la Primera Enmienda, puede bloquear a una persona en su cuenta en respuesta a las opiniones políticas que esa persona haya expresado, y si la conclusión difiere por el hecho de que el cargo público sea el presidente de Estados Unidos. La respuesta a ambas cuestiones es no”, apunta la sentencia.

Donald Trump, Presidente de EE UU. / Wikipedia

Donald Trump, Presidente de EE UU. / Wikipedia

La medida ha llegado tras un largo camino iniciado el pasado mes de julio por siete ciudadanos e instituciones, que demandaron a Trump por haberles bloqueado. Este movimiento impedía a los implicados ver o responder a los mensajes de la cuenta del mandatario. Es decir, enterraba la posibilidad de saber lo que expresaba el presidente y también la capacidad de hacer públicas sus opiniones al respecto.

Entre los denunciantes figuraba el Instituto Knight para la Primera Enmienda, de la Universidad de Columbia, y algunos particulares como Philip Cohen, un profesor de Sociología de la Universidad de Maryland. Ambos con un caso común: había sido bloqueados por responder con su opinión a las polémicas publicaciones del magnate neoyorquino.

La demanda llegó a los juzgados y aunque los abogados de Trump alegaron que el presidente tenía derecho a decidir con quien compartía su espacio, los argumentos de la defensa no convencieron a la juez. Buchwald dejó claro que los tuits del líder republicano no pertenecen a su esfera privada, sino que más bien "son de naturaleza gubernamental". "El presidente usa la cuenta para tomar medidas que solo pueden ser adoptadas por el presidente como presidente", añade la sentencia.

En esa línea, la juez de Nueva York ha solicitado a Donald Trump y su equipo dar marcha atrás en su actuación. "Dado que ningún cargo gubernamental está por encima de la ley, asumimos que el presidente y [Daniel] Scavino [director de redes sociales de la Casa Blanca] remediarán el bloqueo que hemos considerado inconstitucional", afirma.

Sin embargo, la petición no supone una orden, según destaca el diario español El País. El desbloqueo solo será ejecutivo si llegase a ser solicitado por los denunciantes y aceptado por la juez. En el otro extremo, el Departamento de Justicia estadounidense ha señalado su desacuerdo con el fallo, al tiempo que ha abierto la puerta a un posible recurso. @mundiario

 

¿Por qué Trump no podrá bloquear a los usuarios que le critiquen en Twitter?
Comentarios