Trump insiste en deportar “inmediatamente” a los indocumentados

Donald Trump, Presidente de Estados Unidos. / Flickr
Donald Trump, Presidente de Estados Unidos. / Flickr

Mientras miles de personas protestaban este sábado contra la separación de las familias en la frontera, el presidente de Estados Unidos ha dejado claro que no dará su brazo a torcer en el tema de la política migratoria.

Trump insiste en deportar “inmediatamente” a los indocumentados

Donald Trump añade pólvora a la complicada crisis de los indocumentados en Estados Unidos. Mientras miles de personas protestaban este sábado contra la separación de las familias en la frontera, el presidente norteamericano ha aprovechado para dejar claro –una vez más- que no dará su brazo a torcer con la tolerancia cero frente la inmigración irregular.

El inquilino de la Casa Blanca ha utilizado, como de costumbre, su cuenta en la red social Twitter para cargar contra sus enemigos y críticos. "Cuando la gente entra ilegalmente en nuestro país, debemos INMEDIATAMENTE devolverlos afuera sin pasar por años de maniobras legales. Nuestras leyes son las más tontas de todo el mundo", escribió Trump en la plataforma.

 

El mensaje de Trump llega para acompañar una polémica propuesta que ya había lanzado el magnate neoyorquino la semana pasada. El líder republicano ha explicado en reiteradas ocasiones las razones por las que, a su juicio, se debe privar a los indocumentados del derecho de exponer ante un juez de inmigración sus reclamos de asilo.

Sin embargo, cumplir con el reclamo del mandatario supondría una violación del principio de debido proceso. De acuerdo con el marco legal de EE UU, los inmigrantes detenidos debido a su estatus legal tienen derecho a comparecer ante un juez, para explicar su situación y que luego la autoridad sea quien decida si deben ser expulsados o si abre la puerta al derecho de una petición de asilo para permanecer en el país.

También existe una forma de deportación “exprés”, que fue firmada en 2004 por el Gobierno de George W. Bush. Esta medida establece que los indocumentados pueden ser deportados de manera inmediata siempre y cuando hayan llegado ilegalmente a Estados Unidos en los últimos 14 días y que, en el momento de su arresto, se encuentren a 160 kilómetros de la frontera.

La mencionada norma está detrás de las famosas "devoluciones en caliente" y solo puede ser impuesta a mexicanos y canadienses, aunque al comienzo de su mandato, el presidente Trump intento -sin éxito- extenderla a los centroamericanos -la mayoría de indocumentados que llegan al país por la frontera sur-.

 

Para terminar con el ataque, Trump, defendió a la principal agencia encargada de las deportaciones en Estados Unidos: el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Las peticiones para eliminar este servicio han crecido con fuerza en los últimos días y por eso el jefe de Estado intento enviar un mensaje de “calma”.

"Los demócratas están presionando fuerte para abolir ICE, uno de los grupos más listos, duros y vivaces de hombres y mujeres encargados de aplicar la ley que he visto jamás", escribió el mandatario. “He visto a ICE liberar ciudades de la comprensión de MS-13 y limpiar las situaciones más difíciles. ¡Son geniales!”, agregó. @mundiario

Trump insiste en deportar “inmediatamente” a los indocumentados
Comentarios