Una triste despedida de Apple Daily

Última edición de Apple Daily. / BBC
Última edición de Apple Daily. / BBC
Funcionarios gubernamentales aseguran que no es para limitar la libertad de expresión
Una triste despedida de Apple Daily

Al menos 7,5 millones de personas adquirieron, este jueves en horas de la mañana, un ejemplar de la última edición impresa del diario Apple Daily, el último diario que quedaba en Hong Kong cuya línea editorial disentía de la visión que emana de instancias gubernamentales.

El diario Apple Daily se ha visto obligado a cerrar tras presiones políticas y económicas. En el transcurso de la última semana fueron detenidos su editor en jefe, 5 ejecutivos del diario, les fueron confiscados 40 discos duros con material periodístico y en la redada que sufrieron, en la sede de su diario, fueron múltiples los ordenadores que perdieron y otros objetos de valor. Sumado a lo anterior, las cuentas bancarias del diario fueron congeladas y al acumularse las deudas con el personal del diario y deudas para costear los gastos operativos, la junta directiva de Next Digital Media, propietaria de Apple Daily, prefirió tomar la decisión de cerrar el diario.

Es preciso mencionar también que la gerencia del diario se decantó por esta decisión con el objeto de evitar que otras personas que laboran en el diario, fueran objeto de la persecución que ya han sufrido sus directivos.

Hasta la actualidad, Apple Daily contaba con un total de 80.000 ejemplares que se distribuían diariamente, siendo que se imprimía aproximadamente, un millón de ejemplares. El titular de la portada de esta última edición, fue “Los habitantes de Hong Kong se despidieron dolorosamente bajo la lluvia: ‘Apoyamos a Apple Daily’”.

Desde el pasado mes de diciembre el fundador, así como el propietario del diario han estado detenidos. El editor en jefe fue detenido el pasado jueves y el redactor editorial principal, lleva al menos 24 horas detenido. Todos han recibido la misma acusación, haberse puesto de acuerdo con fuerzas extranjeras y violentar, de ese modo, lo contemplado en la ley de seguridad nacional.

La policía de Hong Kong ha dispersado grupos de personas que buscan hacerse de la última edición del diario, justificándose, para ello, en que están violando la prohibición de reunirse como producto de la pandemia.

Ya se han manifestado diversas ONG y algunos gobiernos condenando el cierre del diario como una manera de hacer tangible el carácter del gobierno de Hong Kong, así como la disposición que muestran para minar toda posibilidad de libertad de expresión. La Unión Europea ha manifestado, mediante un comunicado, que “su cierre socava gravemente la libertad y el pluralismo de los medios de comunicación, que son esenciales para cualquier sociedad abierta y libre”.

Por su parte, el gobierno de Hong Kong se ha manifestado para hacer notar que no está dispuesto a disculparse por el cierre de Apple Daily y con ello, el jefe del departamento de seguridad nacional de la policía, junto con el secretario de seguridad y el director ejecutivo, han hecho énfasis en que los delitos de las personas que laboran en el diario no guardan relación con el “periodismo normal”, por ende las acciones emprendidas contra sus directivos, no es un ataque a la libertad de expresión. @mundiario

Una triste despedida de Apple Daily
Comentarios